Sábado 4 de Febrero de 2017. San Andrés Corsini
Marcos 6. 30-34.
 
Después de esto, los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Jesús les dijo:
—Vengan, vamos nosotros solos a descansar un poco en un lugar tranquilo.
Porque iba y venía tanta gente, que ellos ni siquiera tenían tiempo para comer. Así que Jesús y sus apóstoles se fueron en una barca a un lugar apartado. Pero muchos los vieron ir, y los reconocieron; entonces de todos los pueblos corrieron allá, y llegaron antes que ellos. Al bajar Jesús de la barca, vio la multitud, y sintió compasión de ellos, porque estaban como ovejas que no tienen pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Observo también mi trabajo … Le cuento a Jesús lo que he hecho el último tiempo, … lo que he enseñado … Le cuento de mi cansancio … Especialmente en este tiempo de vacaciones para muchos en los países del hemisferio sur, escucho a Jesús que me invita a descansar. Me quedo con Jesús descansando un poco, recuperando energías, descansando, pero no olvidando  a tantos que confían y dependen de mi ayuda, … de mi servicio, … de aquellos que andan como ovejas sin pastor, esperando que podamos enseñarles la Buena Noticia, … de aquellos que por no conocer a Jesús andan solos ¿quienes son?   Pronuncio sus nombres … recuerdo sus rostros …