Lunes 06  de Febrero de 2017.  Santos Pablo Miki y compañeros

Marcos 6. 53-56. 

Cruzaron el lago y llegaron a la tierra de Genesaret, donde amarraron la barca a la orilla. Tan pronto como bajaron de la barca, la gente reconoció a Jesús. Corrieron por toda aquella región, y comenzaron a llevar en camillas a los enfermos a donde oían decir que estaba Jesús. Y dondequiera que él entraba, ya fuera en las aldeas, en los pueblos o en los campos, ponían a los enfermos en las calles y le rogaban que los dejara tocar siquiera el borde de su capa; y todos los que la tocaban, quedaban sanos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Contemplemos la escena… la barca… el lago… la gente… Jesús sanando… Tanta gente con necesidades del alma y del  cuerpo …  tantos que necesitan un cambio para ser felices … tantos que quisiera recibir  una buena noticia …  ¿a quienes les llevaríamos nosotros para que los sane? … Amigos, … familiares … o … yo mismo, … medito sobre de  qué podría necesitarme  curar yo? … ¿qué necesito cambiar? … Imaginemos que tocamos el borde de su capa… ¿para qué? … ¿qué me llevaría a mi a tener ese contacto más íntimo con Jesús? … ¿qué me puede hacer  querer tener un contacto más íntimo con El? … ¿Cómo encausar esa relación profunda con Jesús?