Lunes 6  de Marzo de 2017.  Santa Elcira

Mateo 25.  31-46 

      “Cuando el Hijo del hombre venga, rodeado de esplendor y de todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso.     La gente de todas las naciones se reunirá delante de él, y él separará unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras.     Pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.     Y dirá el Rey a los que estén a su derecha: ‘Vengan ustedes, los que han sido bendecidos por mi Padre; reciban el reino que está preparado para ustedes desde que Dios hizo el mundo.     Pues tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; anduve como forastero, y me dieron alojamiento.     Estuve sin ropa, y ustedes me la dieron; estuve enfermo, y me visitaron; estuve en la cárcel, y vinieron a verme.’     Entonces los justos preguntarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos con hambre, y te dimos de comer? ¿O cuándo te vimos con sed, y te dimos de beber?     ¿O cuándo te vimos como forastero, y te dimos alojamiento, o sin ropa, y te la dimos?     ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?’     El Rey les contestará: ‘Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron.’
    “Luego el Rey dirá a los que estén a su izquierda: ‘Apártense de mí, los que merecieron la condenación; váyanse al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.     Pues tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber;     anduve como forastero, y no me dieron alojamiento; sin ropa, y no me la dieron; estuve enfermo, y en la cárcel, y no vinieron a visitarme.’     Entonces ellos le preguntarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o como forastero, o falto de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?’     El Rey les contestará: ‘Les aseguro que todo lo que no hicieron por una de estas personas más humildes, tampoco por mí lo hicieron.’     Esos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recorramos nuestro  entorno… a quienes nos rodean… amigos, familiares, conocidos … ¿Quiénes tienen hambre?  … hambre de comida … pero también a los que sufren de hambre de alegrías, los que la están pasando mal … los que le falta lo más básico … ¿Quiénes tienen sed? … sed de justicia, sed de amor, sed de amistad… ¿Quiénes andan como forasteros?  … sin rumbo, desesperanzados … errantes por la vida.  ¿Quiénes andan sin ropa? … desprovistos de abrigo, … que necesitan ropa, pero también que necesitan  de la calidez de nuestra  compañía, … que pasan frío, … que algo nuestro  les puede ayudar  ¿Quiénes están enfermos? … que necesitan de nuestros cuidados, que no se pueden valer por si solos… ¿Quiénes están encarcelados? … han perdido su libertad… han cometido errores y se sienten apartados y abandonados… ¿qué podemos  hacer por cada uno y todos ellos? … Jesús nos advierte que esta es la voluntad de Dios por la que al final de nuestra vida terrena seremos evaluados … ¿porqué no actuar en consecuencia y acudir donde estos hermanos nuestros necesitados?... ¿No es una maravilla que sepamos de antemano cómo será la evaluación de nuestra vida?.  Dicen quienes estuvieron con él que este era uno de los textos preferidos del Padre Alberto Hurtado, hagámoslo también nuestro texto preferido y actuando en consecuencia nos ganaremos la vida eterna. ¿No es esta una Buena Noticia?).