Martes 7 de Marzo de 2017. Santas Perpetua y Felicidad

Mateo 6.  7-15.

    “Y al orar no repitan ustedes palabras inútiles, como hacen los paganos, que se imaginan que cuanto más hablen más caso les hará Dios.   No sean como ellos, porque su Padre ya sabe lo que ustedes necesitan, antes que se lo pidan.   Ustedes deben orar así: ‘Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.  Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo. Danos hoy el pan que necesitamos. Perdónanos el mal que hemos hecho, así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentación, sino líbranos del maligno.’   “Porque si ustedes perdonan a otros el mal que les han hecho, su Padre que está en el cielo los perdonará también a ustedes;     pero si no perdonan a otros, tampoco su Padre les perdonará a ustedes sus pecados
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recorramos esta oración tantas veces repetida, frase por frase, ¿qué encontramos en cada una de ellas? … ¿Cuáles nos  interpretan más? … Quedémonos donde nos sentimos  más identificados … ¿qué petición le agregaríamos hoy con lo que estamos viviendo?. Repetimos ahora nuestro “Padre Nuestro” modificado  y le pedimos  con fe al Señor lo que más necesitamos.