Miércoles 22 de Marzo de 2017. San Lea

Mateo 5. 17-19.  
    
 “No crean ustedes que yo he venido a suprimir la ley o los profetas; no he venido a ponerles fin, sino a darles su pleno valor. Pues les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, no se le quitará a la ley ni un punto ni una letra, hasta que todo llegue a su cumplimiento. Por eso, el que no obedece uno de los mandatos de la ley, aunque sea el más pequeño, ni enseña a la gente a obedecerlo, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos. Pero el que los obedece y enseña a otros a hacer lo mismo, será considerado grande en el reino de los cielos. 
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué es lo que más nos cuesta seguir del mensaje evangélico? … ¿en qué tenemos la tentación de acomodar la Buena Noticia a nuestros intereses personales? … ¿dónde encontramos que hay algo que no se debe o no se puede aplicar a nuestra vida? … Reflexionemos sobre ello y se lo presentamos a Jesús, ¿qué queremos que haga al respecto, Señor? … ¿qué harías Tu, Señor en esta situación que vivimos?