Sábado 25 de Marzo de 2017. La Anunciación del Señor

Lucas 1. 26-38. Anunciación del Señor.
(Día Mundial de CVX)
A los seis meses, Dios mandó al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret, donde vivía una joven llamada María; era virgen, pero estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David. El ángel entró en el lugar donde ella estaba, y le dijo:
—¡Salve, llena de gracia! El Señor está contigo.
María se sorprendió de estas palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo:
—María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo, y Dios el Señor lo hará Rey, como a su antepasado David, para que reine por siempre sobre el pueblo de Jacob. Su reinado no tendrá fin.
María preguntó al ángel:
—¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?
El ángel le contestó:
—El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo se posará sobre ti. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios. También tu parienta Isabel va a tener un hijo, a pesar de que es anciana; la que decían que no podía tener hijos, está encinta desde hace seis meses. Para Dios no hay nada imposible.
Entonces María dijo:
—Yo soy esclava del Señor; que Dios haga conmigo como me has dicho.
Con esto, el ángel se fue.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Contemplemos la escena … María escuchando al ángel … su rostro … su sorpresa … su miedo … Escucho lo que el ángel le anuncia … sus dudas … su pregunta … su disponibilidad … Le pedimos hoy al Señor tener la disponibilidad de María para decir con la misma convicción “que Dios haga conmigo su voluntad”. ¿qué nos puede estar pidiendo Dios que hagamos? … ¿qué querrá el Señor de nuestra vida? … Hágase lo que tu quieres, Señor, 
(Hoy es el día mundial de la Comunidad de Vida Cristiana CVX, una oración especial por quienes hemos elegido este estilo de vida y con María queremos vivir comunitariamente siguiendo a Jesucristo y viviendo según su mensaje.)