Sábado 1 de Abril de 2017. San Hugo
Juan 7. 40-53.

Había algunos entre la gente que cuando oyeron estas palabras dijeron:
—Seguro que este hombre es el profeta.
Otros decían:
—Este es el Mesías.
Pero otros decían:
—No, porque el Mesías no puede proceder de Galilea. La Escritura dice que el Mesías tiene que ser descendiente del rey David, y que procederá de Belén, el mismo pueblo de donde era David.
Así que la gente se dividió por causa de Jesús. Algunos querían llevárselo preso, pero nadie lo hizo.
Los guardianes del templo volvieron a donde estaban los fariseos y los jefes de los sacerdotes, que les preguntaron:
—¿Por qué no lo trajeron?
Los guardianes contestaron:
—¡Jamás ningún hombre ha hablado así!
Entonces los fariseos les dijeron:
—¿También ustedes se han dejado engañar? ¿Acaso ha creído en él alguno de nuestros jefes, o de los fariseos? Pero esta gente, que no conoce la ley, está maldita.
Nicodemo, el fariseo que en una ocasión había ido a ver a Jesús, les dijo: —Según nuestra ley, no podemos condenar a un hombre sin antes haberlo oído para saber qué es lo que ha hecho.
Ellos le contestaron:—¿También tú eres de Galilea? Estudia las Escrituras y verás que de Galilea jamás procede un profeta.
Cada uno se fue a su casa.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La enseñanza de Jesús divide a nuestra sociedad … parece justa … se siente como verdadera … pero afecta a quienes tienen poder y divide … ¿qué es lo que más complica en nuestros días del mensaje de Jesús? … ¿qué palabras de El son más resistidas en nuestro tiempo por quienes están en los lugares de privilegio? … ¿solidaridad? … ¿liberación? … ¿servicio? … ¿misericordia? … ¿amor? … ¿porqué sentimos nosotros  que el evangelio provoca tanto cuando se trata de vivirlo intensamente?