Jueves 6 de Abril de 2017. Santa Edith
Juan 8. 51-59. 

Les aseguro que quien hace caso de mi palabra, no morirá.
Los judíos le contestaron:
—Ahora estamos seguros de que tienes un demonio. Abraham y todos los profetas murieron, y tú dices: ‘El que hace caso de mi palabra, no morirá.’ ¿Acaso eres tú más que nuestro padre Abraham? Él murió, y los profetas también murieron. ¿Quién te has creído que eres?
Jesús les contestó:
—Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria no vale nada. Pero el que me glorifica es mi Padre, el mismo que ustedes dicen que es su Dios. Pero ustedes no lo conocen. Yo sí lo conozco; y si dijera que no lo conozco, sería yo tan mentiroso como ustedes. Pero ciertamente lo conozco, y hago caso de su palabra. Abraham, el antepasado de ustedes, se alegró porque iba a ver mi día; y lo vio, y se llenó de gozo.
Los judíos dijeron a Jesús:
—Todavía no tienes cincuenta años, ¿y dices que has visto a Abraham?
Jesús les contestó:
—Les aseguro que yo existo desde antes que existiera Abraham.
Entonces ellos tomaron piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jesús se presenta aquí como verdadero Dios … no le creyeron … traigamos a nuestra memoria esa imagen de Jesús que más recuerdo … su rostro humano … su cuerpo frágil … su mirada divina … y su corazón sagrado y misericordioso … Quedémonos un rato en oración frente a El … en adoración … al Hijo de Dios hecho hombre … en silencio …  ¿qué sentimos? … se lo decimos en oración … nuestra oración …