Sábado 15 de Abril de 2017. Vigilia Pascual
Mateo 28, 1-10.                           Sábado Santo
 
Pasado el sábado, cuando al anochecer comenzaba el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. De pronto hubo un fuerte temblor de tierra, porque un ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose al sepulcro, quitó la piedra que lo tapaba y se sentó sobre ella. El ángel brillaba como un relámpago, y su ropa era blanca como la nieve. Al verlo, los soldados temblaron de miedo y quedaron como muertos. El ángel dijo a las mujeres:
—No tengan miedo. Yo sé que están buscando a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, sino que ha resucitado, como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron. Vayan pronto y digan a los discípulos: ‘Ha resucitado, y va a Galilea para reunirlos de nuevo; allí lo verán.’ Esto es lo que yo tenía que decirles.
Las mujeres se fueron rápidamente del sepulcro, con miedo y mucha alegría a la vez, y corrieron a llevar la noticia a los discípulos. En eso, Jesús se presentó ante ellas y las saludó. Ellas se acercaron a Jesús y lo adoraron, abrazándole los pies, y él les dijo:
—No tengan miedo. Vayan a decir a mis hermanos que se dirijan a Galilea, y que allá me verán.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jesús venció a la muerte… ¡resucitó! … pensemos en los signos de muerte en nuestra vida … nuestras angustias … nuestros problemas … nuestros temores … ¡no existen! … Con Jesús se acaban … la vida es más que la muerte … la vida plena … la vida feliz.  Todas las angustias se quedan en un sepulcro que está vacío … la oscuridad fue vencida por la luz … la luz de Jesús.  Es Jesús a quien amamos y seguimos el que se nos presenta en nuestras vidas como  verdadero Dios, resucitado!! …¿Qué sentimos? …