Miércoles 3 de Mayo de 2017. San Felipe y Santiago apóstoles
Juan 14,6-14

Jesús dijo a Tomás:
«Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si ustedes me conocen, conocerán también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto.» 
Felipe le dijo: «Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta.» 
Jesús le respondió: «Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Cómo dices: "Muéstranos al Padre"? ¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí?  Las palabras que digo no son mías: el Padre que habita en mí es el que hace las obras.  Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanlo, al menos, por las obras.  Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago, y aún mayores, porque yo me voy al Padre. Y yo haré todo lo que ustedes pidan en mi Nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si ustedes me piden algo en mi Nombre, yo lo haré.»
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Releamos el texto. Quedémonos donde haya mayor resonancia.  … ¿cuáles son los objetivos de nuestra vida?. … ¿Es Jesús y su Evangelio el camino para llegar a esos objetivos? ...  ¿qué partes del mensaje de Jesús nos ayuda a lograr nuestros objetivos?. … ¿Será necesario replantearnos los objetivos en nuestra vida?...  ¿qué acciones, gestos, estilo de vida nuestros son reveladores para nosotros  de que a Jesús lo consideramos el Mesías, el Hijo de Dios vivo?... ¿Cómo en nuestro proyecto de vida se hace realidad que Jesús sea el Camino para avanzar?. … ¿De qué forma Jesús es la verdad sobre la cuál construimos nuestra vida? …