Sábado 6 de Mayo de 2017. San Domingo Savio
Juan 6,60-69

 Al oír estas enseñanzas, muchos de los que seguían a Jesús dijeron:
—Esto que dice es muy difícil de aceptar; ¿quién puede hacerle caso?
Jesús, dándose cuenta de lo que estaban murmurando, les preguntó:
— ¿Esto les ofende? ¿Qué pasaría entonces, si vieran al Hijo del hombre subir a donde antes estaba? El espíritu es el que da vida; lo carnal no sirve para nada. Y las cosas que yo les he dicho son espíritu y vida. Pero todavía hay algunos de ustedes que no creen.
Es que Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién era el que lo iba a traicionar. Y añadió:
— Por esto les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.
Desde entonces, muchos de los que habían seguido a Jesús lo dejaron, y ya no andaban con él. Jesús les preguntó a los doce discípulos:
— ¿También ustedes quieren irse?
Simón Pedro le contestó:
—Señor, ¿a quién podemos ir? Tus palabras son palabras de vida eterna. Nosotros ya hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.
---------------------------------------------------------------------------------------------------
... Y nosotros, ¿también nos dan ganas de irnos?. … Pensemos en los momentos en que nuestra fe es más grande. ... ¿qué nos hace quedarnos? ... ¿qué es lo que más nos entusiasma del mensaje de Jesús?. … Recordemos también cuando hemos dudado ... en los momentos de debilidad ... ¿qué es lo que más nos hace dudar? ... ¿qué es lo que más nos cuesta? ... ¿qué es lo que más cuestionamos? ... ¿porqué no compartir estas dudas con nuestro acompañante espiritual ... o con nuestra comunidad ... o con alguien en quien tenga confianza,  … laico o sacerdote?.