Lunes 15  de Mayo de 2017.  San Isidro Labrador
Juan 14.  21-26

El que ha hecho suyos mis mandamientos y los cumple, ése es el que me ama; y al que me ama mi Padre le demostrará su amor y yo también se lo demostraré manifestándole mi persona.
El otro Judas, no el Iscariote, le preguntó:
-Señor, y ¿a qué se debe que nos vayas a manifestar tu persona a nosotros y al mundo no?
Jesús le contestó:
-Uno que me ama cumplirá mi mensaje y mi Padre le demostrará su amor: vendremos a él y nos quedaremos a vivir con él. El que no me ama no cumple mis palabras; y el mensaje que están oyendo no es tanto mío, como del Padre que me envió.
Les dejo dichas estas cosas mientras estoy con ustedes. Ese favorecedor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre por mi medio, él les irá enseñando todo, recordándoles todo lo que yo les he expuesto.
---------------------------------------------------------------------------------
Recordemos nuestras experiencias de Dios … ¿Cuándo hemos sentido que Jesús se nos ha mostrado personalmente? … ¿Con quiénes? … ¿En qué circunstancias? … ¿Qué del mensaje evangélico estaba presente en esos momentos? … ¿Cómo volver a repetir esa acción que nos acercó al Señor? … ¿con quienes? … ¿Cómo?