Sábado 27 de Mayo de 2017. San Agustín de Cantorbery
Juan 16. 23b-28

“En aquel día ya no me preguntarán nada. Les aseguro que el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Hasta ahora, ustedes no han pedido nada en mi nombre; pidan y recibirán, para que su alegría sea completa.
“Les he dicho estas cosas poniéndoles comparaciones; pero viene la hora en que ya no les pondré más comparaciones, sino que les hablaré claramente acerca del Padre. Aquel día, ustedes le pedirán en mi nombre; y no digo que yo voy a rogar por ustedes al Padre, porque el Padre mismo los ama. Los ama porque ustedes me aman a mí, y porque han creído que yo he venido de Dios. Salí de la presencia del Padre para venir a este mundo, y ahora dejo el mundo para volver al Padre.”
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué le pedimos a Dios para ser felices? … ¿Cuáles son nuestros anhelos en esta vida? … ¿en qué confiamos? … ¿cuáles son nuestras esperanzas?  
Reflexionemos sobre el amor que tiene el Padre por nosotros, … el Padre nos  ama  … nos dejamos  llevar por eso … El nos ama … ¿Cómo y cuánto sentimos nos ama Dios? … ¿Qué sentimos ante eso?  Se lo contamos al Señor en un breve coloquio, íntimo, personal … ¿qué le decimos?