Viernes 2 de Junio de 2017. San Marcelino y Pedro
Juan 21. 15-19

Terminado el desayuno, Jesús le preguntó a Simón Pedro:
—Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?
Pedro le contestó:
—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.
Jesús le dijo:
—Cuida de mis corderos.
Volvió a preguntarle:
—Simón, hijo de Juan, ¿me amas?
Pedro le contestó:
—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.
Jesús le dijo:
—Cuida de mis ovejas.
Por tercera vez le preguntó:
—Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?
Pedro, triste porque le había preguntado por tercera vez si lo quería, le contestó:
—Señor, tú lo sabes todo: tú sabes que te quiero.
Jesús le dijo:
—Cuida de mis ovejas. Te aseguro que cuando eras más joven, te vestías para ir a donde querías; pero cuando ya seas viejo, extenderás los brazos y otro te vestirá, y te llevará a donde no quieras ir.
Al decir esto, Jesús estaba dando a entender de qué manera Pedro iba a morir y a glorificar con su muerte a Dios. Después le dijo:
—¡Sígueme!
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jesús nos pide que le demostremos nuestro amor cuidando de otros, sirviendo. … ¿Quiénes serán los corderos y ovejas que Jesús tanto cuida y que nos encarga? … Personas que acompañamos, personas que confían en nosotros. Familiares, amigos, compañeros, tantos… Pronunciemos sus nombres, recordemos sus rostros. … Son los preferidos del Señor… El nos los encarga… que los cuidemos… ¿qué hemos hecho  por ellos? … ¿qué estamos haciendo por ellos? … ¿qué podemos hacer por ellos desde ahora en adelante?