Martes 29 de Agosto de 2017. Martirio de S. Juan Bautista

Marcos 6. 17-29 

17 Herodes, en efecto, había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado. 18 Porque Juan decía a Herodes: "No te es lícito tener a la mujer de tu hermano". 19 Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía, 20 porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía, quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto.
 21 Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea. 22 La hija de Herodías salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: "Pídeme lo que quieras y te lo daré". 23 Y le aseguró bajo juramento: "Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino". 24 Ella fue a preguntar a su madre: "¿Qué debo pedirle?". "La cabeza de Juan el Bautista", respondió esta. 25 La joven volvió rápidamente a donde estaba el rey y le hizo este pedido: "Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista". 26 El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla. 27 En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan. 28 El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre. 29 Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Que tremenda injusticia! … Contemplemos la escena ... los personajes ... ¿qué sentimientos detectamos en cada uno de ellos? ... ¿qué sentimos? ...  En nuestro entorno ... en las personas que conocemos ... ¿qué situaciones de injusticia nos provocan también un sentimiento parecido? ...  ¿quiénes participan? ... ¿podemos hacer algo?   Solidaricemos con las víctimas de esas injusticias, al menos espiritualmente, como los discípulos que enterraron a Juan. ... Traigamos a nuestra oración a las personas que amamos y que sufren injusticias de distinto tipo, sociales, familiares, económicas, políticas, religiosas … tanta variedad de injusticias pueden haber en nuestro entorno … en personas que amamos ... Se las presentamos al Señor.  ... Por ellas te pedimos Padre.