Jueves 19 de Octubre de 2017. San Pablo de la Cruz

Lucas 11. 47-54 

47 ¡Ay de ustedes, que construyen los sepulcros de los profetas, a quienes sus mismos padres han matado! 48 Así se convierten en testigos y aprueban los actos de sus padres: ellos los mataron y ustedes les construyen sepulcros.
 49 Por eso la Sabiduría de Dios ha dicho: Yo les enviaré profetas y apóstoles: matarán y perseguirán a muchos de ellos. 50 Así se pedirá cuenta a esta generación de la sangre de todos los profetas, que ha sido derramada desde la creación del mundo: 51 desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que fue asesinado entre el altar y el santuario. Sí, les aseguro que a esta generación se le pedirá cuenta de todo esto.
 52 ¡Ay de ustedes, doctores de la Ley, porque se han apoderado de la llave de la ciencia! No han entrado ustedes, y a los que quieren entrar, se lo impiden".
 53 Cuando Jesús salió de allí, los escribas y los fariseos comenzaron a acosarlo, exigiéndole respuesta sobre muchas cosas 54 y tendiéndole trampas para sorprenderlo en alguna afirmación.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Contemplemos nuestro entorno. … nuestra familia, … nuestro barrio, … nuestro país.   ¿en qué encontramos similitudes con lo que ilustra Jesús? …  Busquemos a quienes son víctimas de injusticias y de ambiciones mezquinas en nuestro entorno.  Y nosotros, … ¿qué hacemos? … ¿Cómo reaccionamos? … si no hacemos nada, ¿no podemos ser cómplices de esas injusticias? … ¿Podrá Dios pedirnos cuentas a nosotros también  por el sufrimiento de esos hermanos nuestros, hijos también de El? …  Pidamos ayuda para no ser como esos maestros de la ley y fariseos que Jesús  denuncia con tanta firmeza y podamos tener una posición clara y firme ante la injusticia … con paz … con amor … pero con firmeza