Sábado 21 de Octubre de 2017. Santa Úrsula y San Viator

Lucas 12. 8-12 

8 Les aseguro que a aquel que me reconozca abiertamente delante de los hombres, el Hijo del hombre lo reconocerá ante los ángeles de Dios. 9 Pero el que no me reconozca delante de los hombres, no será reconocido ante los ángeles de Dios.
 10 Al que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.
 11 Cuando los lleven ante las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no se preocupen de cómo se van a defender o qué van a decir, 12 porque el Espíritu Santo les enseñará en ese momento lo que deban decir".
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Imaginemos el momento en que se revise nuestra vida. … Si Jesús está allí para defendernos … ¿Quién podrá acusarnos? … Si el que nos “juzgará” es el que dió su vida por nosotros … ¿Cómo será ese juicio?.   Con Jesús el futuro es siempre lleno de esperanza … ¿Qué es lo que sentimos por Él? ¿Cómo damos testimonio de nuestra relación con Jesús ante los demás? … ¿lo manifestamos o lo ocultamos? …  ¿Cómo se nota que somos “cristianos”, seguidores de Jesús?