Domingo 5 de Noviembre de 2017. 31° del Tiempo Ordinario

Mateo 23. 1-12 

1 Entonces Jesús dijo a la multitud y a sus discípulos: 2 "Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés; 3 ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen. 4 Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo. 5 Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos; 6 les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas,
 7 ser saludados en las plazas y oírse llamar "mi maestro" por la gente.
 8 En cuanto a ustedes, no se hagan llamar "maestro", porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. 9 A nadie en el mundo llamen "padre", porque no tienen sino uno, el Padre celestial. 10 No se dejen llamar tampoco "doctores", porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías. 11 El más grande entre ustedes será el que los sirva, 12 porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado".
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Mereceríamos que se dijera de nosotros lo que Jesús dice de los escribas y fariseos «ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen »?…Observemos nuestro entorno, la actitud de quienes estando llamados a servir se aprovechan de jerarquías para su propio beneficio. Están presentes … muy cerca. En el trabajo, en los estudios, en la comunidad, en la iglesia, en el gobierno, están por todos lados. Son aquellos líderes que tanto criticamos. Analicemos nuestra actitud personal … ¿cuándo hemos sido como ellos? … es parte de nuestra debilidad … Le pedimos ayuda al Señor para ser más humildes, para servir con más amor y menos interés personal