Jueves 7 de Diciembre de 2017. San Ambrosio

Mateo 7.21 , 24-27 

21 No son los que me dicen: "Señor, Señor", los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. 24 Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. 25 Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca. 26 Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. 27 Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande".

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿En qué se nota que nuestro proyecto de vida está fundado en lo que Jesús nos pide que haga? … ¿cuáles son los objetivos de nuestra vida? … ¿cómo forman parte de mis objetivos el amar a otros, … desear su felicidad, … perdonar,…  servir? Si nuestros objetivos están centrados en el Evangelio, los problemas propios de la vida no nos derribarán … podremos resistir mejor, dice el Señor.  Revisemos nuestras prioridades confiados en que junto a El nada podrá complicarnos. Nada es imposible para El.