Lunes 15 de Enero de 2018.  Santa Raquel

Marcos 2. 18-22.

18 Un día en que los discípulos de Juan y los fariseos ayunaban, fueron a decirle a Jesús: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacen los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos?". 19 Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden ayunar cuando el esposo está con ellos? Es natural que no ayunen, mientras tienen consigo al esposo. 20 Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. 21 Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido viejo y la rotura se hace más grande. 22 Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres, y ya no servirán más ni el vino ni los odres. ¡A vino nuevo, odres nuevos!"

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Jesús es exigente en cuanto al cambio, no acepta reparaciones de parche ni cambios parciales. Recorramos nuestra vida de fe, nuestro estilo de vida … ¿qué puede estar faltándonos para que nuestra vida sea realmente nueva, no con cambios pasajeros que son como parches? … ¿Qué puede quedar de lo antiguo? … ¿dónde debemos trabajar más para ser plenamente felices en el Señor? … Una vida con Jesús es plena, sin ayuno … ¿Qué nos puede faltar para estar más íntimamente ligado al Señor? … La Buena Noticia de hoy es  que Jesús quiere que no nos privemos de la posibilidad de estar con Él, como el novio de una boda y con ello tener una vida más feliz.