Sábado 24 de Febrero de 2018. San Rubén y Sergio 

Mateo 5. 43-48.   

43 Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; 45 así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? 47 Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? 48 Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Quiénes pueden ser nuestros enemigos? … ¿Quiénes sentimos que están en contra nuestra? … ¿Quiénes sentimos que nos  persiguen? … Traigo a nuestra memoria sus nombres… sus rostros.   Son también hijos del Padre. … Aunque nos parezca difícil le pedimos al Señor por ellos. Le pedimos a Jesús ayuda para comenzar a amarlos, … partamos orando por ellos, … por sus vidas, … aunque no sintamos su amor hacia nosotros,  intentemos comenzar un proceso para amarlos cada día más. Pidamos al ayuda de Dios para esta tarea que nos puede parecer difícil. Recordemos que nada es imposible para El.