Lunes 26  de Febrero de 2017.  San Augusto

Lucas 6. 36-38. 

36 Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso. 37 No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. 38 Den, y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes".

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Recordemos aquellas veces en que no fuimos tan compasivos como queremos  que sean con nosotros … También aquellas veces en que juzgamos precipitadamente … cuando condenamos a alguien  … Traigamos a nuestra memoria aquellas personas a quienes nos cuesta perdonarles, recordemos sus nombres … traigamos a nuestra mente sus rostros.   … Le pedimos al Señor nos ayude para tener más compasión y perdonar más. … Recordemos de la vida de Jesús momentos de compasión … momentos en que perdonó … en que no condenó …   Terminamos nuestra oración con un Padre Nuestro y nos quedamos en la frase “perdónanos nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.  Gracias Señor por esta invitación a vivir más plenamente, perdonándonos, amándonos, gracias por ofrecernos la oportunidad de vivir en este, tu Reino, que seamos capaces de contagiar esta enseñanza tuya en nuestra familia y con nuestros amigos