Jueves 15 de Marzo de 2018. Santa Luisa de Merillac

Juan 5. 31-47. 

31 Si yo diera testimonio de mí mismo, mi testimonio no valdría. 32 Pero hay otro que da testimonio de mí, y yo sé que ese testimonio es verdadero. 33 Ustedes mismos mandaron preguntar a Juan, y él ha dado testimonio de la verdad. 34 No es que yo dependa del testimonio de un hombre; si digo esto es para la salvación de ustedes. 35 Juan era la lámparaque arde y resplandece, y ustedes han querido gozar un instantede su luz. 36 Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: son las obras que el Padre me encargó llevar a cabo. Estas obras que yo realizo atestiguan que mi Padre me ha enviado. 37 Y el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Ustedes nunca han escuchado su voz ni han visto su rostro, 38 y su palabra no permanece en ustedes, porque no creen al que él envió. 39 Ustedes examinan las Escrituras, porque en ellas piensan encontrar Vida eterna: ellas dan testimonio de mí, 40 y sin embargo, ustedes no quieren venir a mí para tener Vida. 41 Mi gloria no viene de los hombres. 42 Además, yo los conozco: el amor de Dios no está en ustedes. 43 He venido en nombre de mi Padre y ustedes no me reciben, pero si otro viene en su propio nombre, a ese sí lo van a recibir. 44 ¿Cómo es posible que crean, ustedes que se glorifican unos a otros y no se preocupan por la gloria que viene sólo de Dios? 45 No piensen que soy yo el que los acusaré ante el Padre; el que los acusará será Moisés, en el que ustedes han puesto su esperanza. 46 Si creyeran en Moisés, también creerían en mí, porque él ha escrito acerca de mí. 47 Pero si no creen lo que él ha escrito, ¿cómo creerán lo que yo les digo?".

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por nuestra fe creemos que Dios trinitario en un acto de amor decide comunicarse con nosotros directamente y la segunda persona de la Trinidad, el Hijo, se encarna en Jesús de Nazaret para comunicarnos lo que la primera persona, el Padre, quiere que nosotros hagamos. Y nunca nos deja solos porque la tercera persona (el Espíritu Santo) permanece en nosotros por siempre.  Así Jesús se nos presenta en nuestra vida de Fe, presentado por el Padre… ¿Qué sentimientos nos produce esto? … Si tuviéramos que explicarle a alguien nuestra relación con Jesús, ¿qué le diríamos? … ¿quién es Jesús en nuestras vidas? … ¿porqué le seguimos? … ¿Qué es lo que dice  o hace Jesús que nos motivan para seguirle y creer en él?