Lunes 14 de Mayo de 2018.  San Matías
 Juan 15, 9-17 

9 Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. 10 Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11 Les he dicho esto para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto. 12 Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado. 13 No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. 14 Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. 15 Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre. 16 No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá. 17 Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.
.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Observemos como se cumple en nosotros este mandamiento nuevo … ¿A quiénes amamos más? … Recorramos sus rostros, pronunciemos sus nombres … Hagamos una lista de los que amamos.   ¿A quiénes amamos menos? … ¿porqué? … ¿qué podemos hacer para amarlos más? … Entendiendo el amor no como un sentimiento que surge solo e involuntario, sino que como una actitud deliberada de desear el bien al otro, que le vaya bien, que sea feliz, independiente de lo que sienta por esa persona. Consideremos que en esa persona habita Dios y que el Padre le ama como hijo o hija querida.   Lo que Jesús quiere es que con este mandamiento nos llenemos de alegría, de una alegría completa. Esta es la alegría del Evangelio que nos señala el Papa Francisco!!. …  ¿Es nuestra vida alegre? … ¿qué puede faltar? … ¿qué habría que continuar y aumentar?