Sábado 19 de Mayo de 2018. San Ivo y Pedro Celestino
Juan 21, 19-25

19 De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios. Y después de hablar así, le dijo: "Sígueme". 20 Pedro, volviéndose, vio que lo seguía el discípulo al que Jesús amaba, el mismo que durante la Cena se había reclinado sobre Jesús y le había preguntado: "Señor, ¿quién es el que te va a entregar?". 21 Cuando Pedro lo vio, preguntó a Jesús: "Señor, ¿y qué será de este?". 22 Jesús le respondió: "Si yo quiero que él quede hasta mi venida, ¿qué te importa? Tú sígueme". 23 Entonces se divulgó entre los hermanos el rumor de que aquel discípulo no moriría, pero Jesús no había dicho a Pedro: "Él no morirá", sino: "Si yo quiero que él quede hasta mi venida, ¿qué te importa?". 24 Este mismo discípulo es el que da testimonio de estas cosas y el que las ha escrito, y sabemos que su testimonio es verdadero. 25 Jesús hizo también muchas otras cosas. Si se las relatara detalladamente, pienso que no bastaría todo el mundo para contener los libros que se escribirían.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pongámonos en el lugar de Juan, el discípulo que Jesús tanto ama. … Jesús nos ama de modo particular … somos sus preferidos … nos defiende  … ¿qué sentimos ante ello? … Se lo contamos a Jesús en una oración muy personal, sencilla y directa … como un amigo habla a otro amigo