Martes 24 de julio de 2018. San Charbel Makhlüf
Mateo 12, 46-50

46 Todavía estaba hablando a la multitud, cuando su madre y sus hermanos, que estaban afuera, trataban de hablar con él. 47 Alguien le dijo: "Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren hablarte". 48 Jesús le respondió: "¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?". 49 Y señalando con la mano a sus discípulos, agregó: "Estos son mi madre y mis hermanos. 50 Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre".
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Reflexionemos sobre esta promesa de Jesús ... "el que hace la voluntad de mi Padre lo considero tanto como mi madre y mi hermano" ...  ¿y nosotros?  … ¿hacemos la voluntad del Padre? … ¿tratamos de hacerla?  … ¿en qué se nota? … ¿cuándo hemos actuado de acuerdo a lo que Dios quiere para nosotros? … En esos momentos somos tan importantes para Jesús como su madre y hermanos … ¿Qué sentimos al ser considerados un ser tan querido para Jesús? ... ¿Qué nos puee faltar para llegar a serlo?