be06-ramos

(Be06) 

 Pasión y muerte de Jesús


 

Contexto

Jesús entra a Jerusalén una semana antes de la Pasión y lo recibe el pueblo con palmas y alabanzas.

Después durante la semana, el jueves, se junta con sus apóstoles y celebran la cena pascual.

En  la Última Cena,  Jesús se despidió de sus apóstoles, van al monte de los olivos y allí  apresan a Jesús y comienza el último día de Jesús de Nazareth, le juzgan, le torturan, le crucifican y lo asesinan.

 

 

 


 1.     Jesús ante los poderosos. Marcos 15, 1-5

 1 En cuanto a

maneció, los sumos sacerdotes se reunieron en Consejo con los ancianos, los escribas y todo el Sanedrín. Y después de atar a Jesús, lo llevaron y lo entregaron a Pilato. 2 Este lo interrogó:

 "¿Tú eres el rey de los judíos?".

Jesús le respondió:

"Tú lo dices".

3 Los sumos sacerdotes multiplicaban las acusaciones contra él. 4 Pilato lo interrogó nuevamente:

"¿No respondes nada? ¡Mira de todo lo que te acusan!".

5 Pero Jesús ya no respondió a nada más, y esto dejó muy admirado a Pilato.

 

Confluyen el poder político, económico y religioso con el poder militar. Todos ven amenazados sus intereses egoístas con la propuesta de El Reino que anuncia Jesús. Se ponen de acuerdo para matar a Jesús.

Contemplo la escena, a los sumos sacerdotes reunidos de noche con los ancianos. El Sanedrín sesionando para buscar la forma de eliminar la amenaza. … Contemplo a Jesús atado, siendo interrogado por Pilato. Veo cómo los sumos sacerdotes con sus túnicas y sus ornamentos argumentan contra Jesús, con mentiras, con falsos testimonios. Observo a Pilato interrogando a Jesús. El silencio de Jesús. Cabeza abajo guarda silencio ante tanta infamia.

Miro a mi alrededor en los tiempos actuales, a) ¿qué cosas del mensaje evangélico contradicen las máximas del poder político? … los últimos serán los primeros puede ser una, ¿qué otra máxima de Jesús siento yo  debe molestar a quienes tienen el poder político en los gobiernos? … b) ¿qué principio evangélico molesta a quienes tienen el poder económico? … Solidaridad, compartir, igualdad pueden ser algunos de ellos, ¿qué otros creo yo que son molestos para quienes acumulan las riquezas en nuestro tiempo?. …  c)  ¿qué del poder bélico creo que además de la paz, el perdón y poner la otra mejilla son incompatibles con quienes usan las armas como la forma de dialogar y están librando guerras grandes o pequeñas con muerte y destrucción? … d) Finalmente lo más contradictorio, ¿qué del estilo de vida y el modo de proceder de Jesús son contradictorios con el estilo de Jesús? … El papa Francisco ha desvelado varios: humildad, estar con el pueblo de Dios, servicio … ¿qué otros me parecen que aparecen? …
Jesús, su proyecto de Reino y su vida es molesto hoy también … Los poderosos también hoy quisieran acallarlo … ¿cómo  lo hacen?


 

 2.     Jesús ante la muchedumbre. Marcos 15, 6-15

 

6 En cada Fiesta, Pilato ponía en libertad a un preso, a elección del pueblo. 7 Había en la cárcel uno llamado Barrabás, arrestado con otros revoltosos que habían cometido un homicidio durante la sedición. 8 La multitud subió y comenzó a pedir el indulto acostumbrado. 9 Pilato les dijo:

"¿Quieren que les ponga en libertad al rey de los judíos?".

10 Él sabía, en efecto, que los sumos sacerdotes lo habían entregado por envidia. 11 Pero los sumos sacerdotes incitaron a la multitud a pedir la libertad de Barrabás. 12 Pilato continuó diciendo:

"¿Qué quieren que haga, entonces, con el que ustedes llaman rey de los judíos?".

13 Ellos gritaron de nuevo:

"¡Crucifícalo!".

14 Pilato les dijo:

"¿Qué mal ha hecho?".

Pero ellos gritaban cada vez más fuerte:

"¡Crucifícalo!".

15 Pilato, para contentar a la multitud, les puso en libertad a Barrabás; y a Jesús, después de haberlo hecho azotar, lo entregó para que fuera crucificado.

 

Contemplo el diálogo entre Pilato y la muchedumbre. Preguntas y respuestas. Uno para sacarse de encima un problema incómodo y los otros que a coro siguen las indicaciones de los poderosos. Me imagino estar allí queriendo elevar la voz para defender a Jesús, pero mi grito es mínimo. La mayoría se ha dejado influir por la propaganda engañosa y mezquina de los sacerdotes.

En nuestros días, siento que mi voz con la denuncia del evangelio es posible que se escuche o más bien toda la publicidad y los discursos de los poderosos acallan lo que pueda yo alegar con el Evangelio en la mano?. … ¿Qué ejemplos puedo recordar de publicidad empresarial y política que dominan los medios ahora y acallan las verdades que Jesús anuncia? … ¿De qué forma siento que el poder actual aplasta a los más débiles y la gente los sigue pese a que en su corazón o en sus palabras puedan admirar a Jesús? 

 


 

3.     Tortura de Jesús. Marcos 15, 16-20

 

 16 Los soldados lo llevaron dentro del palacio, al pretorio, y convocaron a toda la guardia. 17 Lo vistieron con un manto de púrpura, hicieron una corona de espinas y se la colocaron. 18 Y comenzaron a saludarlo:

"¡Salud, rey de los judíos!".

19 Y le golpeaban la cabeza con una caña, le escupían y, doblando la rodilla, le rendían homenaje. 20 Después de haberse burlado de él, le quitaron el manto de púrpura y le pusieron de nuevo sus vestiduras. Luego lo hicieron salir para crucificarlo.

 

Contemplo esa escena terrible. No es agradable. A Jesús que tanto amamos, a quien queremos seguir, a quien tiene solo palabras y gestos de amor y misericordia, a quien se dedicó a comunicar un mensaje de esperanza y que pasó haciendo el bien, curando enfermedades del alma y del cuerpo. A ese joven es a quien llevan dentro del palacio.  Lo flagelan, le ponen una corona de espinas. Recuerdo el dolor que puedo haber sentido cuando  un diminuta espina me clava un dedo y me imagino cuanto sería esas grandes púas en la frente.  Más aún que luego le pegan sobre ella enterrándose aún más. Escucho como le insultan y cómo se burlan de Él. Cómo  le humillan, cómo le escupen.

¿qué siento ante todo esto? … Podría intentar escribir o simplemente luego de un rato de oración, converso con Jesús y le cuento mis sentimientos. ¿Qué le digo a Jesús? … ¿Qué podría ser un pequeño bálsamo para Él en el duro momento que está pasando?... ¿qué puedo ofrecerle en estos momentos?

 


 

 

4.     Camino a la cruz.  Marcos 15, 21-22

  21 Como pasaba por allí Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que regresaba del campo, lo obligaron a llevar la cruz de Jesús. 22 Y condujeron a Jesús a un lugar llamado Gólgota, que significa: "lugar del Cráneo".

 

Contemplo a Jesús cargando la pesada cruz. Toda una noche de torturas sicológicas y físicas culminan ahora con este calvario de caminar cargando ese madero. Al verlo que ya no puede más ¿qué siento? … ¿Ganas de ayudarlo? … Observo como Simón de Cirene está allí observando todo, más de curioso que sabiendo lo que pasa. Y los soldados le dicen que lleve él la cruz de Jesús. Y ahora allí va Jesús, caminando apenas, pero sin el madero a cuestas y junto a El,  Simón arrastrando la cruz

¿Cuántos Jesusees hay cerca de mí que acarrean sus cruces? … Personas que viven con pesadas cargas … enfermedades … problemas económicos … sociales … familiares … incomprensiones … angustias … ¿De  quiénes me acuerdo? … Pronuncio sus nombres … recuerdo sus rostros. ¿Cómo puedo yo aliviar un poco que sea esos sufrimientos, esas cruces. A veces una conversación es ya algo que ayuda mucho. Que no lleve solo su cruz. Otras veces puede ser una acción más directa … me quedo un rato buscando formas de ser como Simón de Cirene que al menos por un rato en algo pudo ayudar a Jesús con su cruz.

 


 

5.     La crucifixión de Jesús.  Marcos 15, 23-32

 

 23 Le ofrecieron vino mezclado con mirra, pero él no lo tomó. 24 Después lo crucificaron. Los soldados se repartieron sus vestiduras, sorteándolas para ver qué le tocaba a cada uno. 25 Ya mediaba la mañana cuando lo crucificaron. 26 La inscripción que indicaba la causa de su condena decía:

"El rey de los judíos".

27    Con él crucificaron a dos bandidos, uno a su derecha y el otro a su izquierda. 28 .
 29 Los que pasaban lo insultaban, movían la cabeza y decían:

"¡Eh, tú, que destruyes el Templo y en tres días lo vuelves a edificar, 30 sálvate a ti mismo y baja de la cruz!".

31 De la misma manera, los sumos sacerdotes y los escribas se burlaban y decían entre sí:

"¡Ha salvado a otros y no puede salvarse a sí mismo! 32 Es el Mesías, el rey de Israel, ¡que baje ahora de la cruz, para que veamos y creamos!".

También lo insultaban los que habían sido crucificados con él.

  

Me quedo allí un rato largo. A los pies de la cruz. Sin decir nada. Solo contemplando solo acompañando  a Jesús en esto momentos… Veo como caen lentamente gotas de sangre de su cabeza, de sus manos y de sus pies. Observo a los soldados repartirse su ropa. Escucho a los que pasaban insultándolo y burlándose. Me quedo en silencio ante este episodio tan fuerte. Pienso que todo esto ha sido resultado de su misión de anunciar la Buena Noticia. Ha sido por querer que seamos felices, que tengamos vida en plenitud. Jesús se está entregando entero por todos nosotros … ¡qué gran muestra de amor! …

a)     Me pongo a recordar lo que yo he hecho en el pasado por Jesús. ¿En qué he colaborado para el proyecto de El Reino? … ¿A quiénes he tratado de consolar? … ¿qué buena nueva le he llevado  a quienes son más frágiles, a los pobres? … Hago una lista de ellos.  ¿a quiénes les he mostrado luz dentro de sus oscuridades? ¿A quiénes que no veían un mundo mejor, más justo y más feliz le he podido entusiasmar con este proyecto? Eran ciegos y ahora ven una esperanza, pienso en ellos ¿cuántos son? … ¿quiénes son?. Finalmente ¿a quiénes he podido liberar de cargas y angustias que por tiempo les han oprimido? … Pienso en ellos y cómo se sintieron mejor al sacarse esos pesos de encima.

b)    Tomo conciencia de lo que hoy  estoy  haciendo por Jesús. ¿A quiénes ayudo? … ¿qué parte de mi tiempo lo dedico a hacer cosas por Jesús, para que su sacrificio tenga sentido? … ¿De qué forma hoy mi vida cotidiana es consecuente con el proyecto de Jesús? … ¿Cómo desde que me despierto hasta cuando me duermo, lo que hago y lo que digo no contradice el evangelio? … ¿Qué estoy haciendo ahora por Cristo? … ¿Qué de lo  que hago no está en su línea o está en contra de los valores evangélicos?

c)     Por último, en el futuro, ¿Qué puedo hacer por Cristo? … ¿qué proyecto me entusiasma para que ese sufrimiento en la cruz tenga un sentido. … ¿Qué cambio en mi estilo  de vida, en mi forma de vivir pueden ayudarme a ser más consecuente con el proyecto de Jesús?.Tomo nota de lo que sale en esta reflexión. Más adelante  probablemente habrá tiempo de afinar detalles, ahora lo identifico para volver sobre el tema. … Me imagino en el futuro con todo esto que ahora es proyecto una realidad. ¿Qué siento? … ¿es realizable? … ¿Cómo se podrá empezar? … ¿Cuál podría ser el primer paso en cada caso?

 


 

6.     La muerte de Jesús.  Marcos 15, 33-38

 

 33 Al mediodía, se oscureció toda la tierra hasta las tres de la tarde; 34 y a esa hora, Jesús exclamó en alta voz:

"Eloi, Eloi, lamá sabactani",

que significa:

 "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?".

35 Algunos de los que se encontraban allí, al oírlo, dijeron:

"Está llamando a Elías".

36 Uno corrió a mojar una esponja en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber, diciendo:

"Vamos a ver si Elías viene a bajarlo".

37 Entonces Jesús, dando un gran grito, expiró.

 …

 38 El velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo. 39 Al verlo expirar así, el centurión que estaba frente a él, exclamó:

"¡Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios!".

 
 

Trato de vivir este momento … Las últimas palabras de Jesús … El grito final … Se hace un silencio en la escena y allí  está ahora Jesús … sin vida … su corazón ya no late … su sangre ya no circula … sus ojos ya no ven … está allí … inerte … sin vida … ¿Qué me nace decirle a Jesús en una conversación póstuma… no habrá respuesta … pero le converso … qué podría prometerle, qué compromiso podría ofrecerle? … Me quedo un rato en silencio a los pies de la cruz con Jesús muerto allí. Dejo que mis sentimientos se expresen libremente. Toco el madero, miro hacia arriba y observo a Jesús crucificado, muerto …  Me quedo allí orando por Él, con Él.

 


Comments