(Bf-06)
El Amor

Texto
Juan 15, 9-17

 9 Como el Padre me amó,  también yo los he amado a ustedes.  Permanezcan en mi amor.  10 Si cumplen mis mandamientos,  permanecerán en mi amor,  como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.  11 Les he dicho esto  para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto.  12 Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he  amado.  13 No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. 14 Ustedes son mis amigos si  hacen lo que yo les mando. 15 Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.  16 No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné  para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi  Nombre, él se lo concederá. 17 Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.



Contexto

Este relato de san Juan transcurre durante  la Última Cena donde Jesús conversa largamente con sus apóstoles en un discurso que pasa a ser el testamento espiritual de su misión.  El texto de hoy lo pronuncia luego de prometerles la venida del Espíritu Santo y de compararse a si mismo como la vid y al Padre como el viñador. Jesús explica aquí la centralidad del amor en su mensaje y la relación que El siente con sus discípulos.

 


 Reflexión

Imagino que estoy cerca de donde se encuentran Jesús y sus discípulos. … Imagino que Él está conversando con ellos. … Todos escuchan atentamente. … Observo el lugar … siento el frío o el calor de ese lugar … lo imagino de día o de noche … es un lugar cerrado o están afuera … ¿dónde imagino que están? …Pongo atención a lo que Dice Jesús …



9 Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes …”

Jesús siente el amor del Padre … lo pone como ejemplo … ¿siento yo el amor de Dios – Padre? … ¿mi creador? … me quedo un rato simplemente dejándome amar por el Padre. Tranquilo … en silencio … repito en mi interior cada cierto rato … “Dios me ama” …

Jesús siendo verdadero Dios, me ama como el Padre lo hace … Traigo a mi memoria alguna imagen de Jesús de Nazareth … su mirada serena … dulce … me imagino que es a mi a quien mira … con amor … me dejo amar por Jesús … dejo que mis sentidos se concentren en su amor … en como me ama. … repito cada cierto rato: Dios me ama



“Permanezcan en mi amor.” 

Me quedo un rato largo sintiendo el amor de Dios … de Dios Padre y de Dios Hijo … Jesucristo … trato de no pensar en nada especial solo en eso … Dios me ama … y lo repito cuando la mente se distraiga …

… … …

Jesús me invita a sentir siempre ese amor de Dios … a permanecer en esa relación afectiva hermosa. ¿cómo puedo quedarme allí? … ¿Cómo mantener ese lazo de amor? … ¿Cómo no separarme de su mano?



10 Si cumplen mis mandamientos,  permanecerán en mi amor,  como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 

Jesús da una pista para que esa relación de amor  sea permanente … El ha seguido la voluntad del Padre y con eso se mantiene un amor mutuo … ¿Cuáles serán los mandamientos que Jesús me pide hoy a mi? … Pienso en cuál puede ser la voluntad de Dios para mi … con mi realidad … con mi vida … ¿qué me puede estar pidiendo  Jesús? … Recuerdo los evangelios … lo que me ha quedado de las lecturas evangélicas … repaso mis textos preferidos … ¿cuáles pueden estar dedicados especialmente para mi? … Escribo algunas de las palabras que me llegan en estos momentos, frases de Jesús que se repiten en mi memoria … lo que Jesús me pide que haga en mi vida



11 Les he dicho esto  para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto.

Repaso la lista … ¿cuáles de ellos me provocan más paz? … ¿cuáles me dan más alegría? … ¿cuáles son más luminosos en mi interior? … ¿Cuáles me dan ganas de cumplirlos plenamente? … Los evangelios son siempre Buenas Noticias … los deseos de Jesús son para mi plenitud … para mi gozo …  Vuelvo a repasar lo que siento que Jesús me está pidiendo desde esta perspectiva… son para que yo me sienta en paz … son para mi felicidad.




12 Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he  amado.

 Lo que Jesús quiere de mi es por sobre todo que cultive el amor … Eso abarca todo … Pienso en eso … en el amor que Jesús me pide … No a Él  … amar a los otros … preocuparme más de amar que en ser amado … recorro mi  entorno … las personas más cercanas … con quiénes convivo diariamente … ¿las amo? … ¿cómo se nota? … ¿en qué acciones se me nota que las amo profundamente? … ¿hay quienes me cuesta más? … ¿quiénes? … los que me cuesta amar … ¿qué ha pasado? … ¿porqué esa resistencia? … Repaso también a quiénes definitivamente no puedo … no quiero … no amo … Jesús no hace distinciones … no me pide amar a quienes me aman … su deseo es que todos nos amemos los uso a los otros …  Reflexiono sobre cómo poder superar las distancias que hubieran con algunos de mis hermanos y hermanas más cercanos … La meta es amarlos … a todos … ¿cuánto? …¿ Con qué intensidad?  “Como Yo les he amado” me recuerda Jesús. Al extremo … con la gratuidad de Él. … ¿Difícil? … Nada es imposible si me dejo guiar por el Señor … con Él todo se puede … Le pido ayuda … que me apoye y me conduzca para poder amar a mis hermanos con su amor, con su gratuidad, con su profundidad, amar tanto como Él ama … en esa magnitud.



 13 No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.

 Jesús da su medida … El dio su vida por transmitirnos el mensaje del Evangelio. Se la jugó, la pasó muy mal y lo crucificaron … por amor … por su amor inmenso …  y por eso  el Padre lo resucitó … ¿Qué ha de ser dar la vida por mis amigos en mi caso? … ¿A qué puedo renunciar yo para amar a  quiénes Dios ha puesto en mi camino?  … Mi familia … mis amigos … mis compañeros de comunidad, … de trabajo …de estudio, mis vecinos … ¿qué puedo hacer por ellos? … ¿qué necesitan? … ¿es difícil? … ¿cuesta?  .. esa puede ser la medida … amar aunque cueste … aunque tenga que sacrificar algo mío por ello … Jesús sacrificó su propia vida por su misión de amor.


 

14 Ustedes son mis amigos si  hacen lo que yo les mando. 15 Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.

Jesús mi amigo … Jesús quiere que mi relación con Él sea de amigos. ¿Y yo? Medito sobre lo que significa para mí el considerar a Jesús mi amigo … Pienso en personas que yo considero mis amigos … ¿qué condiciones considero yo que conlleva la amistad? … ¿qué significa para mi ser amigo(a) de otra persona? … Hago una lista con aquellas actitudes mutuas que creo yo están presente en una relación de amigos. Así debiera ser con Jesús. ¿qué me falta?.

No se trata de ser servidor, se trata de ser amigos y para ello necesito conocer a mi amigo … lo que El quiere de la vida … sus valores … sus deseos profundos … esos son los verdaderos amigos … ¿en qué necesito avanzar para que eso sea una realidad?



 16 No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné  para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero.

¿me interesa ser amigo de Jesús? … ¿quiero elegirlo como amigo?

Independiente de lo que yo quiero, El quiere ser mi amigo … Y tratará de entablar esa relación conmigo … no se trata solamente de que yo lo elija como mi amigo … Él ya está trabajando en ello

 


 

Así todo lo que pidan al Padre en mi  Nombre, él se lo concederá.

 

Termino mi oración pidiéndole al Padre me ayude a construir una relación de amistad con su Hijo Jesús … Padre te lo pedimos de corazón en el nombre de Jesucristo, tu Hijo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Amén

 

 17 Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.