(Bf-09)
Trinidad


Contexto

Este texto corresponde al final del Evangelio de Mateo y contiene la misión que Jesús encarga a sus discípulos, luego de la cruz y de las múltiples señales de que está y sigue vivo luego de resucitar...

 




1.   Aparición a los apóstoles. Mateo 28, 16-17

 16 Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado. 17 Al verlo, se postraron delante de él; sin embargo, algunos todavía dudaron.

 

Jesús citó a los apóstoles para juntarse en una montaña en Galilea, donde había vivido con ellos, donde se había desarrollado su vida cotidiana, donde algunos pescaban, otros trabajaban en distintas labores, donde estaban sus casas. Contemplo mi “Galilea”, mi casa, mi gente, los que viven conmigo, con sus virtudes y sus defectos. Contemplo mi barrio, mis vecinos y vecinas, sus casas, donde viven, sus afanes, sus alegrías y sus penas. Contemplo mi lugar de trabajo o de estudio, con quienes comparto mis tareas cotidianas. Contemplo mi comunidad, mis amigos y amigas. Esa es mi “Galilea” … Allí Jesús quiere encontrarse también conmigo para comunicarme algo …

Observo a los apóstoles en un monte en Galilea y cómo Jesús se les aparece y todos se arrodillan. Es el Señor, es el Mesías que resucitó. Para la mayoría está todo muy claro, aunque algunos dudaban. Observo en  la imagen a los apóstoles hincados ante Jesús.

Pido la gracia de sentir la presencia del Señor aquí donde estoy haciendo esta oración … me quedo un rato en silencio … esperando … haciendo silencio … que el corazón escuche … atenta el alma … Alabando … mentalmente me postro ante la presencia del Señor en mi oración …


 


2.       La Trinidad. Mateo 28, 18-19

 18 Acercándose, Jesús les dijo: "Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. . 19 Vayan, entonces, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

 

Jesús, es el Señor. Es Dios, el Hijo del Padre. Es un humilde campesino de Nazareth y es el Señor. Completamente humano y divino. Él es quien está presente conmigo en esta oración. Es quien tiene todo el poder en el cielo y en la tierra. A Él le comento lo que siento en estos momentos … con humildad … con mis propias palabras … con respeto … con cariño …

Jesús me muestra a todos quienes tienen alguna relación conmigo: a mi familia, a mis amigos, a mis vecinos, a mis compañeros de trabajo o estudio, a todos … y me envía para que todos sean sus discípulos, para que gocen de la alegría que yo tengo al confiar en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

·         ¿Cuál es la imagen que tengo  de Dios Padre? … Le saludo … le alabo … le doy gracias por haberme creado y por seguir criándome

·         ¿Cuál es la imagen que tengo de Dios Hijo? … Le tomo de las manos, le abrazo, le expreso mi amor… mi confianza… le agradezco por sus palabras de Buena Noticia, por su mensaje.

·         ¿Cuál es la imagen que tengo de Dios Espíritu Santo? … Me pongo en su presencia… le pido que me regale sus dones, que me acompañe, que habite en mi siempre.

Ese es el Dios que quiero presentarle a quienes me rodean… Pienso en esta triple imagen de mi Dios … la hago mía … me quedo un rato en presencia de Dios Trinidad … de Dios Padre – Hijo – Espíritu Santo, en silencio, alabándolo, sintiéndolo.


 

3.       La Misión Universal. Mateo 28, 20-17

 20 y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo".

 

 Finalmente Jesús, les da a sus apóstoles una misión y una promesa. Enseñarles a todos lo que Él les enseñó … El mandamiento del amor … perdonar siempre … servir … tanta enseñanza que está en el Evangelio.

Pienso en lo que más me ha llegado del mensaje de Jesús … de los textos que me han marcado más … Los recuerdo … tomo algunas notas de ellos … las leo … le agrego lo que pueda faltar …  Vuelvo a leerlos … esa es la misión … que todos puedan seguir esas instrucciones … ese estilo de vida …

Para ello lo primero es que mi forma de vivir sea esa … ¿Qué me falta? … ¿por dónde empezar? … Subrayo aquellas enseñanzas de Jesús que necesito aplicarlas a mí. Me pongo en campaña para que pueda también dar testimonio de ellas. Lo que ya he integrado podré usarlo para dar testimonio a otros de lo maravilloso que es vivir según los deseos de Dios comunicados por Jesús.

¿Difícil? … algunas más que otras, pero  todo es posible confiando  en que Jesús mismo me acompañará en esta misión por siempre … hasta el fin del mundo … El Espíritu Santo es Jesús, es el Padre, es Dios trino que me acompaña permanentemente.  Gracias Señor.