Para reunión de comunidad
  • Alguien toma el rol de conducir la reunión.
  • Se inicia la reunión con un momento de silencio para disponerse a la oración.
  • Alguien lee el evangelio de la ficha en forma pausada ( si es necesario dos veces)
  • Cada uno reflexiona sobre el texto y cómo  se aplica a su vida (las preguntas y los puntos pueden servir de ayuda). No se trata de una interpretación teológica del texto, sino lo que yo siento y en mi vida o en la de los que yo comparto.
  • Después de unos 10 a 15 minutos se lleva a cabo una vuelta en que cada uno comenta lo que le llegó del texto (el conductor evita que se produzcan intercambios hasta que todos hayan expuesto lo que sintieron en la oración)
  • En una segunda vuelta se pone en común lo que reflejo de la intervención de otros o lo que luego de escuchar la de los otros reflejo en mi.
  • En una tercera vuelta de oración doy gracias, pido perdón o ayuda por algo que haya salido en la reunión y que siento necesario compartir con Jesús y con el grupo.
  • Se termina la reunión con un rezo o un canto y pedimos la bendición y nos damos la paz
  • Se evalúa la reunión brevemente. ¿Qué me sirvió? ... ¿qué me distrajo?