sem-2013-04-15

15 – Abril - 2013  (Lunes).  Juan 6. 22-29 


Al día siguiente, la gente que estaba al otro lado del lago se dio cuenta de que los discípulos se habían ido en la única barca que allí había, y que Jesús no iba con ellos. Mientras tanto, otras barcas llegaron de la ciudad de Tiberias a un lugar cerca de donde habían comido el pan después que el Señor dio gracias. Así que, al ver que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, la gente subió también a las barcas y se dirigió a Cafarnaúm, a buscarlo.
Al llegar ellos al otro lado del lago, encontraron a Jesús y le preguntaron:
—Maestro, ¿cuándo viniste acá?
Jesús les dijo:
—Les aseguro que ustedes me buscan porque comieron hasta llenarse, y no porque hayan entendido las señales milagrosas. No trabajen por la comida que se acaba, sino por la comida que permanece y que les da vida eterna. Esta es la comida que les dará el Hijo del hombre, porque Dios, el Padre, ha puesto su sello en él.
Le preguntaron:
—¿Qué debemos hacer para realizar las obras que Dios quiere que hagamos?
Jesús les contestó:
—La única obra que Dios quiere es que crean en aquel que él ha enviado.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué es lo que le he pedido a Jesús? … ¿qué le pediría hoy? … ¿cuáles de mis peticiones son por la comida que se acaba y cuáles por la que permanece? … 
Le pregunto yo también a Jesús ¿Qué quiere Dios que yo haga? … ¿Cómo reacciono ante la respuesta de Jesús … “Cree en mi”. Yo  creo en Jesús y desde allí encontraré lo que Dios quiere que haga … Medito sobre eso … 



16 – Abril - 2013  (Martes)    Juan 6. 30-35


Le preguntaron entonces:
—¿Qué señal puedes darnos, para que al verla te creamos? ¿Cuáles son tus obras? Nuestros antepasados comieron el maná en el desierto, como dice la Escritura: ‘Les dio a comer pan del cielo.’
Jesús les contestó:
—Les aseguro que no fue Moisés quien les dio a ustedes el pan del cielo, sino que mi Padre es quien les da el verdadero pan del cielo. Porque el pan que Dios da es el que ha bajado del cielo y da vida al mundo.
Ellos le pidieron:
—Señor, danos siempre ese pan.
Y Jesús les dijo:
—Yo soy el pan que da vida. El que viene a mí, nunca tendrá hambre; y el que cree en mí, nunca tendrá sed. 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿De qué tengo hambre hoy?  … ¿qué me falta para vivir en paz?… ¿de qué tengo sed? … ¿qué me falta para ser realmente feliz? … ¿qué del mensaje de Jesús me puede servir para saciar esa hambre y esa sed? … ¿amar más? … ¿ser más solidario? … ¿mayor hermandad? … ¿más humildad? … ¿con qué podré saciar mi hambre y mi sed?   … Es algo propio de Jesús, pues al igual que el maná, El es el pan que bajó del cielo para que nunca tengamos esa hambre y esa sed. 


17 – Abril - 2013  (Miércoles)  Juan 6. 35-40 

 
    Y Jesús les dijo:
—Yo soy el pan que da vida. El que viene a mí, nunca tendrá hambre; y el que cree en mí, nunca tendrá sed. Pero como ya les dije, ustedes no creen aunque me han visto. Todos los que el Padre me da, vienen a mí; y a los que vienen a mí, no los echaré fuera. Porque yo no he bajado del cielo para hacer mi propia voluntad, sino para hacer la voluntad de mi Padre, que me ha enviado. Y la voluntad del que me ha enviado es que yo no pierda a ninguno de los que me ha dado, sino que los resucite en el día último. Porque la voluntad de mi Padre es que todos los que miran al Hijo de Dios y creen en él, tengan vida eterna; y yo los resucitaré en el día último.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Reflexiono sobre estas palabras de Jesús … Yo soy del grupo de Jesús … Creyendo en El tendré vida eterna … Aunque muera me hará resucitar … ¿Qué siento? … 



18 - Abril- 2013  (Jueves)   Juan 6. 44-51


  Nadie puede venir a mí, si no lo trae el Padre, que me ha enviado; y yo lo resucitaré en el día último. En los libros de los profetas se dice: ‘Dios instruirá a todos.’ Así que todos los que escuchan al Padre y aprenden de él, vienen a mí.
“No es que alguno haya visto al Padre; el único que lo ha visto es el que procede de Dios. Les aseguro que quien cree, tiene vida eterna. Yo soy el pan que da vida. Los antepasados de ustedes comieron el maná en el desierto, y a pesar de ello murieron; pero yo hablo del pan que baja del cielo; quien come de él, no muere. Yo soy ese pan vivo que ha bajado del cielo; el que come de este pan, vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi propia carne. Lo daré por la vida del mundo.”
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Leo nuevamente el texto.  … ¿Qué significa para mí comer de la propia carne de Jesús? … ¿Por qué creo yo que el ser uno con Jesús me da la vida eterna? …  ¿Qué siento luego de esta reflexión? ... 


19 – Abril – 2013  (Viernes)    Juan 6. 51- 59. 


     Yo soy ese pan vivo que ha bajado del cielo; el que come de este pan, vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi propia carne. Lo daré por la vida del mundo.”
Los judíos se pusieron a discutir unos con otros:
—¿Cómo puede este darnos a comer su propia carne?
Jesús les dijo:
—Les aseguro que si ustedes no comen la carne del Hijo del hombre y beben su sangre, no tendrán vida. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo lo resucitaré en el día último. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, vive unido a mí, y yo vivo unido a él. El Padre, que me ha enviado, tiene vida, y yo vivo por él; de la misma manera, el que se alimenta de mí, vivirá por mí. Hablo del pan que ha bajado del cielo. Este pan no es como el maná que comieron los antepasados de ustedes, que a pesar de haberlo comido murieron; el que come de este pan, vivirá para siempre.
Jesús enseñó estas cosas en la sinagoga en Cafarnaúm.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo lo que significa para mí la Eucaristía.  … ¿qué sentido tiene para mí que la carne de Jesús se haga una con la mía?  … ¿qué siento al comulgar del cuerpo y la sangre de Jesús?.  Le cuento a mi amigo Jesús mi sentimiento en una sencilla oración, … mía … propia … lo que para mi significa. 


20 – Abril - 2013  (Sábado)  Juan 6. 60-69.  

     
Al oir estas enseñanzas, muchos de los que seguían a Jesús dijeron:
—Esto que dice es muy difícil de aceptar; ¿quién puede hacerle caso?
Jesús, dándose cuenta de lo que estaban murmurando, les preguntó:
—¿Esto les ofende? ¿Qué pasaría entonces, si vieran al Hijo del hombre subir a donde antes estaba? El espíritu es el que da vida; lo carnal no sirve para nada. Y las cosas que yo les he dicho son espíritu y vida. Pero todavía hay algunos de ustedes que no creen.
Es que Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién era el que lo iba a traicionar. Y añadió:
—Por esto les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.
Desde entonces, muchos de los que habían seguido a Jesús lo dejaron, y ya no andaban con él. Jesús les preguntó a los doce discípulos:
—¿También ustedes quieren irse?
Simón Pedro le contestó:
—Señor, ¿a quién podemos ir? Tus palabras son palabras de vida eterna. Nosotros ya hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo los momentos en que trato de explicar mi fe y hay cosas que sobrepasan mi entendimiento. Recuerdo los momentos de duda, cuando mi fe flaquea … Jesús me pregunta entonces … ¿Tú también quieres irte? … ¿A dónde ir? … ¿qué le respondo yo? 


 21 –Abril - 2013  (Domingo)  Juan 10. 27-30.  


Mis ovejas reconocen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y jamás perecerán ni nadie me las quitará. Lo que el Padre me ha dado es más grande que todo, y nadie se lo puede quitar. El Padre y yo somos uno solo.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Contemplo a Jesús como el Pastor que cuida de sus ovejas y me contemplo yo como una de ellas ¿qué siento? … 
¿Qué hago yo para que Jesús me considere parte de su rebaño? ¿cuáles de mis obras?   Medito sobre “Yo y el Padre somos uno solo” ... ¡alabado seas Señor!


Comments