sem-2013-04-29

29 – Abril - 2013 (Lunes).  Juan 14.21-26.


El que recibe mis mandamientos y los obedece, demuestra que de veras me ama. Y mi Padre amará al que me ama, y yo también lo amaré y me mostraré a él.”
Judas (no el Iscariote) le preguntó:
—Señor, ¿por qué vas a mostrarte a nosotros y no a la gente del mundo?
Jesús le contestó:
—El que me ama, hace caso de mi palabra; y mi Padre lo amará, y mi Padre y yo vendremos a vivir con él. El que no me ama, no hace caso de mis palabras. Las palabras que ustedes están escuchando no son mías, sino del Padre, que me ha enviado.
“Les estoy diciendo todo esto mientras estoy con ustedes; pero el Defensor, el Espíritu Santo que el Padre va a enviar en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo mis experiencias de Dios … ¿Cuándo he sentido que Jesús se me ha mostrado personalmente? … ¿Con quién? … ¿En qué circunstancia? … ¿Qué valores del  evangelio  estaban presentes en esos momentos? … ¿Cómo volver a repetir esa acción que me acercó al Señor? … ¿con quién? … ¿Cómo? … ¡Ahora!




30 - Abril - 2013 (Martes)    Juan 14. 27-31.a.


“Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se la doy como la dan los que son del mundo. No se angustien ni tengan miedo. Ya me oyeron decir que me voy y que vendré para estar otra vez con ustedes. Si de veras me amaran, se habrían alegrado al saber que voy al Padre, porque él es más que yo. Les digo esto de antemano para que, cuando suceda, entonces crean.
“Ya no hablaré mucho con ustedes, porque viene el que manda en este mundo. Aunque no tiene ningún poder sobre mí, así tiene que ser, para que el mundo sepa que yo amo al Padre y que hago lo que él me ha mandado.
“Levántense. Vámonos de aquí.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo lo que he sentido en mis encuentros con el Señor. … Recuerdo esa paz interior que he sentido… Recuerdo como se han disipado los temores y las angustias. … ¿Qué tiene de diferente la paz que me da Jesús con la paz que puedo percibir a mi alrededor? … ¿es la paz de Jesús, solamente la no violencia o el sosiego? …  ¿qué puedo hacer para recibir, sentir y vivir esa paz de Jesús?

 1- Mayo - 2013 (Miércoles)    Mateo 13,54-58.


Un día se fue a su pueblo y enseñó a la gente en su sinagoga. Todos quedaban maravillados y se preguntaban: 
¿De dónde le viene esa sabiduría? ¿Y de dónde esos milagros?  ¿No es éste el hijo del carpintero? ¡Pero si su madre es María, y sus hermanos son Santiago, y José, y Simón, y Judas!  Sus hermanas también están todas entre nosotros, ¿no es cierto? ¿De dónde, entonces, le viene todo eso? 
Ellos se escandalizaban y no lo reconocían. Entonces Jesús les dijo: 
Si hay un lugar donde un profeta es despreciado, es en su patria y en su propia familia. 
Y como no creían en él, no hizo allí muchos milagros.  
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Hoy es el día del trabajo. Contemplo mi trabajo cotidiano, en la casa, en los estudios o donde me toca desempeñarme. Reflexiono sobre la importancia del trabajo en mi vida. Oro por los que trabajan conmigo. Pido especialmente por los que no tienen trabajo, por los que se sienten explotados en sus trabajos. ¿Qué puedo hacer yo para mejorar en esto? … ¿Cuál puede ser mi aporte,  pequeño, puntual, pero aporte?
En este día especial, hago una oración especial por todos los trabajadores del mundo, especialmente por los más humildes, por los más despreciados, por los que más sufren injusticias. Se los presento al Señor ... pido por ellos ... para que Cristo resucitado, hijo de carpintero, sea su esperanza


2 – Mayo – 2013  (Jueves)  Juan 15. 9-11. 


 Yo los amo a ustedes como el Padre me ama a mí; permanezcan, pues, en el amor que les tengo. Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo obedezco los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. “Les hablo así para que se alegren conmigo y su alegría sea completa.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recorro mi vida de fe … ¿está orientada al sacrificio entristeciéndome o mis experiencias de fe han sido alegres? … ¿La oración me trae tristeza y culpa dejándome preocupado o por el contrario es fiesta y me llena de alegría? … ¿Cómo se cumple en mi oración el anhelo de Jesús de que mi alegría sea completa? … Recuerdo las palabras del padre Hurtado: “Contento, Señor contento” … Me quedo un rato simplemente tratando de sentir el amor de Dios, llenando mi alma de la alegría de sentirme amada (o)


3 – Mayo – 2013  (Viernes) San Felipe y Santiago, apóstoles.  Juan 14, 6-14


Jesús dijo a Tomás:
«Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si ustedes me conocen, conocerán también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto.» 
Felipe le dijo: «Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta.» 
Jesús le respondió: «Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Cómo dices: "Muéstranos al Padre"? ¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí?  Las palabras que digo no son mías: el Padre que habita en mí es el que hace las obras.  Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanlo, al menos, por las obras.  Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago, y aún mayores, porque yo me voy al Padre. Y yo haré todo lo que ustedes pidan en mi Nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si ustedes me piden algo en mi Nombre, yo lo haré.»
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Leo varias veces el texto. Me quedo donde hay mayor resonancia.  … ¿cuáles son los objetivos de mi vida?. … ¿Es Jesús el camino para llegar a esos objetivos? ...  ¿qué de Jesús me ayuda a lograr mis objetivos?. … ¿Debo replantearme los objetivos en mi vida?...  ¿qué acciones, gestos, estilo de vida son reveladores para mi de que El es el Mesías, el Hijo de Dios vivo?... ¿Cómo en mi proyecto de vida se hace realidad que Jesús sea el Camino para avanzar?. ¿De qué forma Jesús es la verdad sobre la cuál construyo mi  vida? …

 4 -  Mayo - 2013   (Sábado) Juan 15. 18-21.            


“Si el mundo los odia a ustedes, sepan que a mí me odió primero. Si ustedes fueran del mundo, la gente del mundo los amaría, como ama a los suyos. Pero yo los escogí a ustedes entre los que son del mundo, y por eso el mundo los odia, porque ya no son del mundo. Acuérdense de esto que les dije: ‘Ningún servidor es más que su señor.’ Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán; y si han hecho caso de mi palabra, también harán caso de la de ustedes. Todo esto van a hacerles por mi causa, porque no conocen al que me envió.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo aquellas veces en que sentí que por seguir el evangelio me he metido en problemas … ¿cuándo? … ¿porqué? … Si nunca me ha pasado, ¿estaré siendo radicalmente fiel al evangelio? …

5 – Mayo - 2013  (Domingo)  Juan 14. 23-29.


Jesús le contestó:
—El que me ama, hace caso de mi palabra; y mi Padre lo amará, y mi Padre y yo vendremos a vivir con él. El que no me ama, no hace caso de mis palabras. Las palabras que ustedes están escuchando no son mías, sino del Padre, que me ha enviado.
“Les estoy diciendo todo esto mientras estoy con ustedes; pero el Defensor, el Espíritu Santo que el Padre va a enviar en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho.
“Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se la doy como la dan los que son del mundo. No se angustien ni tengan miedo. Ya me oyeron decir que me voy y que vendré para estar otra vez con ustedes. Si de veras me amaran, se habrían alegrado al saber que voy al Padre, porque él es más que yo. Les digo esto de antemano para que, cuando suceda, entonces crean.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Hago caso de las palabras de Jesús?  ¿Cómo? … ¿Soy un seguidor del evangelio? … ¿de qué forma?  … ¿Cómo se nota? … ¿A qué palabras de Jesús no le hago caso? … ¿Cómo puedo cambiar eso? ..
¿Cuándo he sentido la presencia del Espíritu Santo? … ¿De qué forma? … Doy gracias por ello. … Si no la he sentido, pido ayuda para percibirlo en detalles de mi vida …   
¿Hay algo que me angustia? … ¿Tengo miedos? … Me dejo acariciar por esas palabras llenas de paz … Jesús me regala su paz … acepto ese obsequio y comienzo a serenarme a quitar los miedos … Gracias, Señor por regalarme tu paz.

Comments