sem-2013-06-24

24 –  Junio – 2013 (Lunes)  Lucas 1,57-66.80. Nacimiento de Juan Bautista                         


Cuando le llegó a Isabel su día, dio a luz un hijo,  y sus vecinos y parientes se alegraron con ella al enterarse de la misericordia tan grande que el Señor le había mostrado.   Al octavo día vinieron para cumplir con el niño el rito de la circuncisión, y querían ponerle por nombre Zacarías, por llamarse así su padre. Pero la madre dijo: No, se llamará Juan.   Los otros dijeron: Pero si no hay nadie en tu familia que se llame así. Preguntaron por señas al padre cómo quería que lo llamasen.   Zacarías pidió una tablilla y escribió: Su nombre es Juan, por lo que todos se quedaron extrañados.  En ese mismo instante se le soltó la lengua y comenzó a alabar a Dios.  Un santo temor se apoderó del vecindario, y estos acontecimientos se comentaban en toda la región montañosa de Judea.   La gente que lo oía quedaba pensativa y decía: ¿Qué va a ser este niño? Porque comprendían que la mano del Señor estaba con él.   A medida que el niño iba creciendo, le vino la fuerza del Espíritu. Vivió en lugares apartados hasta el día en que se manifestó a Israel.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Juan tuvo la misión de anunciar la venida de Jesús, el Mesías.  ...¿Quiénes me  han anunciado a Jesús en mi vida? ¿Quiénes me han ayudado a seguirlo?. Recuerdo a esas personas y cómo me anticiparon mi fe en Jesús. Una oración por ellos y por los que me acompañan en mi vida espiritual.  ...sacerdotes, religiosos(as), laicos, familiares, amigos(as). Menciono sus nombres y se los presento al Señor. ¡Gracias a nuestros juanes!


25 - Junio - 2013 (Martes)  Mateo 7. 6.12-14. 


“No den las cosas sagradas a los perros, no sea que se vuelvan contra ustedes y los hagan pedazos. Y no echen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen.
“Así pues, hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes; porque en eso se resumen la ley y los profetas.
“Entren por la puerta angosta. Porque la puerta y el camino que llevan a la perdición son anchos y espaciosos, y muchos entran por ellos; pero la puerta y el camino que llevan a la vida son angostos y difíciles, y pocos los encuentran
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
1) Recuerdo los problemas que he tenido al tratar las cosas de Dios con quienes no las quieren recibir y las ridiculizan. … ¿Quienes?, … ¿cuándo?   2) Medito sobre esta regla de oro de “tratar a mis hermanos como me gustaría me trataran a mi” … ¿En qué puedo aplicarlo en este último tiempo? … ¿cuándo he faltado a esta regla? … ¿cuándo he sentido que la han faltado conmigo?.  3) ¿En qué cosas he sentido que seguir a Jesús es difícil? … ¿cuándo me ha parecido que el “anti-evangelio” es más fácil de vivir?. Medito sobre la promesa que lo difícil me lleva a una vida más feliz … ¿me ha pasado? … ¿lo he sentido? … ¿Cuándo?
 

26 – junio - 2013(Miércoles)  Mateo 7. 15-20.


“Cuídense de esos mentirosos que pretenden hablar de parte de Dios. Vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. Ustedes los pueden reconocer por sus acciones, pues no se cosechan uvas de los espinos ni higos de los cardos. Así, todo árbol bueno da fruto bueno, pero el árbol malo da fruto malo. El árbol bueno no puede dar fruto malo, ni el árbol malo dar fruto bueno. Todo árbol que no da buen fruto, se corta y se echa al fuego. De modo que ustedes los reconocerán por sus acciones.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Identifico a quienes han querido ofrecerme  vida espiritual. ¿Cómo es su mensaje? ¿Cómo son sus obras? ¿Son consecuentes con lo que predican? 
Y yo ... ¿podré ser considerado un falso profeta? Recorro mi vida diaria ...
¿En qué momento mi fe y mis obras se contradicen? Contemplo la brecha que hay entre el evangelio y mi vida. ¿por dónde puedo partir corrigiendo? Lo converso con el Señor... y me pongo en camino... Por mis obras me reconocerán.


27 – Junio - 2013(jueves)  Mateo 7. 21-29. 


No bastará con decirme: ¡Señor!, ¡Señor!, para entrar en el Reino de los Cielos; más bien entrará el que hace la voluntad de mi Padre del Cielo. 
Aquel día muchos me dirán: ¡Señor, Señor! Hemos hablado en tu nombre, y en tu nombre hemos expulsado demonios y realizado muchos milagros. 
Entonces yo les diré claramente: Nunca les conocí. ¡Aléjense de mí, ustedes que hacen el mal!
Si uno escucha estas palabras mías y las pone en práctica, dirán de él: aquí tienen al hombre sabio y prudente, que edificó su casa sobre roca. 
Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y se arrojaron contra aquella casa, pero la casa no se derrumbó, porque tenía los cimientos sobre roca. 
Pero dirán del que oye estas palabras mías, y no las pone en práctica: aquí tienen a un tonto que construyó su casa sobre arena. 
Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y se arrojaron contra esa casa: la casa se derrumbó y todo fue un gran desastre.
Cuando Jesús terminó este discurso, la gente estaba admirada de cómo enseñaba, porque lo hacía con autoridad y no como sus maestros de la Ley.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Medito sobre esta lectura ... ¿Cómo  está construida mi vida? ... ¿Cuáles son las obras que son roca sólida en que reflejo hacer la voluntad del Padre? ... ¿Podrá mi vida estar construida sobre la arena de solo rezar y leer y estudiar sin poner mi fe en obras de bien? ... ¿Cómo puedo hoy solidificar los cimientos de mi vida?…


28 - Junio- 10 (Viernes)   Mateo 8. 1-4


Cuando Jesús bajó del monte, mucha gente lo siguió. En esto se le acercó un hombre enfermo de lepra, el cual se puso de rodillas delante de él y le dijo:
—Señor, si quieres, puedes limpiarme de mi enfermedad.
Jesús lo tocó con la mano, y dijo:
—Quiero. ¡Queda limpio!
Al momento, el leproso quedó limpio de su enfermedad. Jesús añadió:
—Mira, no se lo digas a nadie; solamente ve y preséntate al sacerdote, y lleva la ofrenda que ordenó Moisés, para que conste ante los sacerdotes.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿A quienes conozco hoy que son como leprosos? … ¿Quiénes son hoy excluidos de la sociedad? Incluso excluidos de nuestra Iglesia … ¿quiénes quieren seguir al Señor pero no los dejamos. Pienso en personas que por haber cometido faltas se sienten excluidos y no se atreven a experimentar el perdón de Dios. Pero también en quienes por su condición social son apartados y quiénes por su condición sexual o  matrimonial sienten la discriminación eclesial… los excluidos de hoy , nuestros leprosos. … ¿a qué me invita este pasaje del evangelio? … ¿difícil? … ¿imposible? … Le pido ayuda al Señor para no discriminar hoy, con los leprosos de nuestra época. 


29 – Junio - 2013(Sábado)  Mateo 16. 13-19.  San Pedro y San Pablo


Cuando Jesús llegó a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos:
—¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?
Ellos contestaron:
—Algunos dicen que Juan el Bautista; otros dicen que Elías, y otros dicen que Jeremías o algún otro profeta.
—Y ustedes, ¿quién dicen que soy? —les preguntó.
Simón Pedro le respondió:
—Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente.
Entonces Jesús le dijo:
—Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque esto no lo conociste por medios humanos, sino porque te lo reveló mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra voy a construir mi iglesia; y ni siquiera el poder de la muerte podrá vencerla. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que tú ates aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que tú desates aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Y si la pregunta me la hacen a mi ...  ¿Cómo puedo hoy, …  en la sociedad en que vivo, explicar quién es Jesús para mi? … con mis palabras … más allá de lo que he aprendido, respondiendo desde lo que he sentido, desde lo vivido


30 –  Junio – 2013(Domingo)  Lucas 9. 51-62                          


Como ya se acercaba el tiempo en que sería llevado al cielo, Jesús emprendió resueltamente el camino a Jerusalén.  Envió mensajeros delante de él, que fueron y entraron en un pueblo samaritano para prepararle alojamiento.  Pero los samaritanos no lo quisieron recibir, porque se dirigía a Jerusalén.  Al ver esto sus discípulos Santiago y Juan, le dijeron: 
- Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que los consuma? 
Pero Jesús se volvió y los reprendió.  Y continuaron el camino hacia otra aldea.
Mientras iban de camino, alguien le dijo: 
- Maestro, te seguiré adondequiera que vayas. 
Jesús le contestó: 
- Los zorros tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene donde recostar la cabeza.
Jesús dijo a otro: 
- Sígueme. 
El contestó: 
- Señor, deja que me vaya y pueda primero enterrar a mi padre. 
 Jesús le dijo: 
- Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú vé a anunciar el Reino de Dios.
Otro le dijo: 
- Te seguiré, Señor, pero antes déjame despedirme de mi familia. 
Jesús le contestó: 
- El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo los momentos en que he querido castigar a otros. ... Especialmente cuando me ha parecido justo el castigo. ... ¿qué habría dicho Jesús en esos momentos? ... ¿qué me faltó en esos momentos? ... Converso con Jesús y le presento mis momentos de mayor debilidad ... de mayor falta de amor.   ...Jesús me dice ahora a mi. “ven, sígueme, vamos a anunciar el Reino de Dios”   ...¿Qué excusas le presento? ... ¿Cuáles son mis prioridades? … Jesús me invita a vivir en su amor ... a un estilo de vida que haga verdad el Reino …  ¿qué me falta?  ... ¿a qué me cuesta renunciar?  ... ¿cuáles son mis afectos, mis apegos que me impiden vivir más cristianamente? ... ¿qué hacer?


Comments