sem-2013-07-15


“No crean que yo he venido a traer paz al mundo; no he venido a traer paz, sino guerra. He venido a poner al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra; de modo que los enemigos de cada cual serán sus propios parientes.
“El que quiere a su padre o a su madre más que a mí, no merece ser mío; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí, no merece ser mío; y el que no toma su cruz y me sigue, no merece ser mío. El que trate de salvar su vida, la perderá, pero el que pierda su vida por causa mía, la salvará.,
“El que los recibe a ustedes, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió. El que recibe a un profeta por ser profeta, recibirá igual premio que el profeta; y el que recibe a un justo por ser justo, recibirá el mismo premio que el justo. Y cualquiera que le da siquiera un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por ser seguidor mío, les aseguro que tendrá su premio.” 
Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y anunciar el mensaje en los pueblos de aquella región.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo aquellos momentos que he evitado el enfrentamiento que el evangelio produce... ¿porqué? … ¿qué estaba cuidando? ...¿A qué estaba apegado? … ¿Cómo poder liberarme de esos afectos que me alejan de Dios?  … También recuerdos aquellos momentos en que pese a las consecuencias preferí ser fiel a la enseñanza de Jesús. ...Aquellas oportunidades en que no transé los valores de Jesús … Comparando con los anteriores, ¿cómo me sentí en ambos casos?... ¿Y ahora?


 16 - Julio - 2013  (Martes)  Mateo 11. 20-24. 


Entonces Jesús comenzó a reprender a los pueblos donde había hecho la mayor parte de sus milagros, porque no se habían vuelto a Dios. Decía Jesús: “¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho entre ustedes, ya hace tiempo que se habrían vuelto a Dios, cubiertos de ropas ásperas y ceniza. Pero les digo que en el día del juicio el castigo para ustedes será peor que para la gente de Tiro y Sidón. Y tú, Cafarnaúm, ¿crees que serás levantado hasta el cielo? ¡Bajarás hasta lo más hondo del abismo! Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que se han hecho en ti, esa ciudad habría permanecido hasta el día de hoy. Pero les digo que en el día del juicio el castigo para ti será peor que para la región de Sodoma.”
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo aquellos momentos en mi vida en que claramente El ha actuado. ¿Cuáles son sus milagros en mi?... Cuando he sentido la paz de su presencia ... Cuando ha alegrado mi vida ... Cuando me ha consolado ... Cuando mis objetivos logrados han sido sus objetivos, lo que siento que El me ha pedido.  … Le presento al Señor esos momentos. Le doy gracias … Observo mi vida reciente. Recuerdo aquellos momentos  en que me he alejado de El. En que mis objetivos han sido solo para mi. En que mi vida ha sido egoísta, en que me he dejado llevar por los otros valores.  … Se lo presento al Señor, ... con arrepentimiento. ... Pido perdón. ... Doy gracias por su misericordia.
 

16  –  Julio – 2013   (Viernes)  Juan 2. 1-11.      (en Chile)     

Nuestra Señora del Carmen. Madre y Reina de Chile                  

Al tercer día hubo una boda en Caná, un pueblo de Galilea. La madre de Jesús estaba allí, y Jesús y sus discípulos fueron también invitados a la boda. Se acabó el vino, y la madre de Jesús le dijo:
—Ya no tienen vino.
Jesús le contestó:
—Mujer, ¿por qué me dices esto? Mi hora no ha llegado todavía.
Ella dijo a los que estaban sirviendo:
—Hagan todo lo que él les diga.
Había allí seis tinajas de piedra, para el agua que usan los judíos en sus ceremonias de purificación. En cada tinaja cabían de cincuenta a setenta litros de agua. Jesús dijo a los sirvientes:
—Llenen de agua estas tinajas.
Las llenaron hasta arriba, y Jesús les dijo:
—Ahora saquen un poco y llévenselo al encargado de la fiesta.
Así lo hicieron. El encargado de la fiesta probó el agua convertida en vino, sin saber de dónde había salido; solo los sirvientes lo sabían, pues ellos habían sacado el agua. Así que el encargado llamó al novio y le dijo:
—Todo el mundo sirve primero el mejor vino, y cuando los invitados ya han bebido bastante, entonces se sirve el vino corriente. Pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora.
Esto que hizo Jesús en Caná de Galilea fue la primera señal milagrosa con la cual mostró su gloria; y sus discípulos creyeron en él.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Quiénes están sintiendo que su vida se complica? … ¿A quienes conozco que su felicidad se acaba? Lo busco en mi mismo , … en mi familia, … en mis amigos, … en las noticias … Es como si se acabara el vino en la fiesta de la vida. … ¿Qué hacer? … Solo queda agua sin sabor … ¿Cómo ponerle gotas de amor? … ¿Qué cambios puedo hacer en  mi vida y en las de mis amigos para que tenga más sabor y se transforme en vino que transforme de nuevo la vida en fiesta? … Me propongo acciones concretas para que este milagro vuelva a repetirse.  

17 – Julio - 2013  (Miércoles)  Mateo 11. 25-27.


En aquel tiempo, Jesús dijo: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has mostrado a los sencillos las cosas que escondiste de los sabios y entendidos. Sí, Padre, porque así lo has querido.”
“Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce realmente al Hijo, sino el Padre; y nadie conoce realmente al Padre, sino el Hijo y aquellos a quienes el Hijo quiera darlo a conocer
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo aquellos momentos que he sentido al Señor presente, … independiente de lo que he estudiado … ¿Cuándo he podido sentir el amor de Dios? … ¿Ha sido por mi gran sabiduría? … Doy gracias a Jesús por transmitirme su mensaje directamente a mi corazón


18 – Julio - 2013  (Jueves)  Mateo 11. 28-30. 


Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar. Acepten el yugo que les pongo, y aprendan de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrarán descanso. Porque el yugo que les pongo y la carga que les doy a llevar son ligeros.”
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Identifico mis problemas ... aquellas cosas que me cuesta aceptar ... Le pongo nombre ... ¿son personas? ¿son situaciones? ¿Son cosas? Las traigo a mi oración.   ...Le presento al Señor las “cargas” de mi vida. ... Aquí están ... Me agobian ... No me dejan vivir. Me complican. Alivia mi vida Señor.  ...   Gracias.


19 - Julio - 2013  (Viernes) Mateo 12. 1-8.


Por aquel tiempo, Jesús caminaba un sábado entre los sembrados. Sus discípulos sintieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas de trigo y a comer los granos. Los fariseos lo vieron, y dijeron a Jesús:
—Mira, tus discípulos están haciendo algo que no está permitido hacer en sábado.
Él les contestó:
—¿No han leído ustedes lo que hizo David en una ocasión en que él y sus compañeros tuvieron hambre? Pues entró en la casa de Dios y comieron los panes consagrados a Dios, los cuales no les estaba permitido comer ni a él ni a sus compañeros, sino solamente a los sacerdotes. ¿O no han leído en la ley de Moisés que los sacerdotes en el templo no cometen pecado aunque no descansen el sábado? Pues les digo que aquí hay algo más importante que el templo. Ustedes no han entendido el significado de estas palabras: ‘Lo que quiero es que sean compasivos, y no que ofrezcan sacrificios.’ Si lo hubieran entendido, no condenarían a quienes no han cometido ninguna falta. Pues bien, el Hijo del hombre tiene autoridad sobre el sábado.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo en mi vida los fariseos interiores que me agobian con el cumplimiento de normas que me ahogan.  Aquellos momentos en que el “deber ser” me impide vivir. ¿Dónde no me siento suficientemente libre como para ser plenamente feliz? ... ¿qué sentirá el Señor ante eso? ... ¿me pide Dios eso como sacrificio? ... ¿o quiere más bien que me lo perdone?... ¿cómo liberarme? ... ¿qué cambios me harían  más feliz? ... ¿cómo son posibles de efectuar? ... ¿cómo lo vería eso Jesús? ... ¿Qué haría Cristo en mi lugar?



20 -  Julio - 2013  (Sábado) Mateo 12. 14-21.           


Pero cuando los fariseos salieron, comenzaron a hacer planes para matar a Jesús. Jesús, al saberlo, se fue de allí, y mucha gente lo siguió. Jesús sanaba a todos los enfermos, y les ordenaba que no hablaran de él en público. Esto fue para que se cumpliera lo que anunció el profeta Isaías, cuando dijo:
“Aquí está mi siervo, a quien he escogido, mi amado, en quien me deleito. Pondré sobre él mi Espíritu, y proclamará justicia a las naciones.
No protestará ni gritará; nadie oirá su voz en las calles.
No romperá la caña quebrada ni apagará la mecha que apenas humea, hasta que haga triunfar la justicia.
Y las naciones pondrán su esperanza en él.”
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo las veces en que el Señor ha actuado en mi. ... Cuando lo he seguido, ... cuando he creído en El y me ha sanado de mis penas, ... de mis angustias.   ...El me pide que no hable tanto de El. Que simplemente me vea sanado(a).    ...¿Cómo puedo mostrar al mundo mis heridas sanadas sin necesariamente hablar de El?  … Contemplo a Jesús ... El es el siervo del Señor ... A El quiero seguir ... En El pongo mi esperanza ... Se lo expreso en una sencilla oración propia, ... con mis palabras, ... con mi vida.  


21 –  Julio –  2013  (Domingo)  Lucas 10,38-42       


 Jesús siguió su camino y llegó a una aldea, donde una mujer llamada Marta lo hospedó.   Marta tenía una hermana llamada María,  la cual se sentó a los pies de Jesús para escuchar lo que  él decía.   Pero Marta, que estaba atareada con sus muchos quehaceres, se acercó  a Jesús y le dijo:
—Señor, ¿no te preocupa nada que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude.
  Pero Jesús le contestó:
—Marta, Marta, estás preocupada y te inquietas por demasiadas cosas,   pero solo una cosa es necesaria.  María ha escogido la mejor parte, y nadie se la va a quitar.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Contemplo mi vida actual … ¿no está llena de afanes? … ¿no está llena de preocupaciones? … ¿No es estresante?  ¿No va demasiado rápida? …  ¿Cuánto tiempo le dedico a la oración … a regalonear con el Señor … a escuchar su palabra. …Planifico mi vida para darle un poco más de espacio a este contacto con Dios.  … Ayúdame Señor a ser un poco más María y elegir la mejor parte. Lo que nadie puede quitarme.  ¡Gracias Señor!  

Comments