sem-2013-07-22

22 - Julio - 2013 (Lunes)  Juan 20,1. 11-18


El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano, cuando todavía estaba oscuro; y vio quitada la piedra que tapaba la entrada
María se quedó afuera, junto al sepulcro, llorando. Y llorando como estaba, se agachó para mirar dentro, y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús; uno a la cabecera y otro a los pies. Los ángeles le preguntaron:
—Mujer, ¿por qué lloras?
Ella les dijo:
—Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde lo han puesto.
Apenas dijo esto, volvió la cara y vio allí a Jesús, pero no sabía que era él. Jesús le preguntó:
—Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?
Ella, pensando que era el que cuidaba el huerto, le dijo:
—Señor, si usted se lo ha llevado, dígame dónde lo ha puesto, para que yo vaya a buscarlo.
Jesús entonces le dijo:
—¡María!
Ella se volvió y le dijo en hebreo:
—¡Rabuni! (que quiere decir: “Maestro”).
Jesús le dijo:
—No me retengas, porque todavía no he ido a reunirme con mi Padre. Pero ve y di a mis hermanos que voy a reunirme con el que es mi Padre y Padre de ustedes, mi Dios y Dios de ustedes.
Entonces María Magdalena fue y contó a los discípulos que había visto al Señor, y también les contó lo que él le había dicho.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Cuántas veces he buscado a Jesús donde yo creía que estaba y El se encontraba junto a mí en otro lado? … ¿en quienes me he dado cuenta que Jesús se me aparece? … ¿Qué personas con su vida, con su palabra, con su compañía, son verdaderas apariciones del Señor en mi vida?. 


23 - Julio - 2013 (Martes)  Mateo 12. 46-50. 


Todavía estaba Jesús hablando a la gente, cuando acudieron su madre y sus hermanos, que deseaban hablar con él. Como se quedaron fuera, alguien avisó a Jesús:
—Tu madre y tus hermanos están ahí fuera, y quieren hablar contigo.
Pero él contestó al que le llevó el aviso:
—¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?
Entonces, señalando a sus discípulos, dijo:
—Estos son mi madre y mis hermanos. Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Reflexiono sobre la promesa de Jesús ... "el que hace la voluntad de mi Padre lo considero como mi madre y mi hermano" ... ¿Que siento al tener la oportunidad de ser considerado un ser tan querido para Jesús? ... ¿Como llegar a serlo?. … ¿Cuál será la voluntad del Padre conmigo hoy?


24  – Julio - 2013 (Miércoles)  Mateo 13. 1-9


Aquel mismo día salió Jesús de casa y se sentó a la orilla del lago. Como se reunió mucha gente, Jesús subió a una barca y se sentó, mientras la gente se quedaba en la playa. Entonces se puso a hablarles de muchas cosas por medio de parábolas.
Les dijo: “Un sembrador salió a sembrar. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron. Otra parte cayó entre las piedras, donde no había mucha tierra; esa semilla brotó pronto, porque la tierra no era muy honda; pero el sol, al salir, la quemó, y como no tenía raíz, se secó. Otra parte de la semilla cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron. Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio buena cosecha; algunas espigas dieron cien granos por semilla, otras sesenta granos, y otras treinta. Los que tienen oídos, oigan.”
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Me imagino en ese lugar … a la orilla de ese lago … junto  a mucha, mucha gente … Imagino a Jesús contando esa parábola … con esa cosecha inmensa … siete granos era lo normal, … treinta sería una buena cosecha … sesenta algo excepcional y más aún … cien  … impresionantes …  Esa es la cosecha que su palabra puede producir en mi … ¿qué frutos puedo reconocer en mi vida? … Reflexiono sobre que si dejo que la semilla germine en mi tierra sus frutos pueden ser inmensos … Le pido hoy al Señor que la cosecha sea abundante desde mi vida … mi tierra


25 – Julio - 2013 (Jueves)  Mateo 20, 20-28


La madre de los hijos de Zebedeo, junto con sus hijos, se acercó a Jesús y se arrodilló delante de él para pedirle un favor. Jesús le preguntó:
—¿Qué quieres?
Ella le dijo:
—Manda que en tu reino uno de mis hijos se siente a tu derecha y el otro a tu izquierda.
Jesús contestó:
—Ustedes no saben lo que piden. ¿Pueden beber el trago amargo que voy a beber yo?
Ellos dijeron:
—Podemos.
Jesús les respondió:
—Ustedes beberán este trago amargo, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde a mí darlo, sino que se les dará a aquellos para quienes mi Padre lo ha preparado.
Cuando los otros diez discípulos oyeron esto, se enojaron con los dos hermanos. Pero Jesús los llamó, y les dijo:
—Como ustedes saben, entre los paganos los jefes gobiernan con tiranía a sus súbditos, y los grandes hacen sentir su autoridad sobre ellos. Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que entre ustedes quiera ser grande, deberá servir a los demás; y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser su esclavo. Porque, del mismo modo, el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por una multitud.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Identifico en mi vida aquellas situaciones y posiciones donde yo soy más que otros. ...  En el trabajo ... en los estudios ... en el barrio ... en la comunidad ... en mi familia. … ¿dónde tengo alguna autoridad? ... ¿dónde hay otros que dependen de mi? … ¿Los amo? ... ¿cuánto? ... ¿Cómo actúo con ellos? ... ¿Qué me falta para sentirme realmente al servicio de ellos? ... ¿Qué soy capaz de entregar por aquellos que me han confiado? ...


26 - Julio - 2013 (Viernes) Mateo 13. 18-23.


“Escuchen, pues, lo que quiere decir la parábola del sembrador: Los que oyen el mensaje del reino y no lo entienden, son como la semilla que cayó en el camino; viene el maligno y les quita el mensaje sembrado en su corazón. La semilla que cayó entre las piedras representa a los que oyen el mensaje y lo reciben con gusto, pero como no tienen suficiente raíz, no se mantienen firmes; cuando por causa del mensaje sufren pruebas o persecución, fallan. La semilla sembrada entre espinos representa a los que oyen el mensaje, pero los negocios de esta vida les preocupan demasiado y el amor por las riquezas los engaña. Todo esto ahoga el mensaje y no lo deja dar fruto en ellos. Pero la semilla sembrada en buena tierra representa a los que oyen el mensaje y lo entienden y dan una buena cosecha, como las espigas que dieron cien, sesenta o treinta granos por semilla.”
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En cada caso reviso mi respuesta al evangelio. … ¿Cuando ha germinado en mi corazón de distinta forma el mensaje de Jesús? … Los repaso y veo como abono mi tierra para mejorar el rendimiento


27 -  Julio - 2013 (Sábado) Mateo 13. 24-30. 


Jesús les contó esta otra parábola: “Sucede con el reino de los cielos como con un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero cuando todos estaban durmiendo, llegó un enemigo, sembró mala hierba entre el trigo y se fue. Cuando el trigo creció y se formó la espiga, apareció también la mala hierba. Entonces los trabajadores fueron a decirle al dueño: ‘Señor, si la semilla que sembró usted en el campo era buena, ¿de dónde ha salido la mala hierba?’ El dueño les dijo: ‘Algún enemigo ha hecho esto.’ Los trabajadores le preguntaron: ‘¿Quiere usted que vayamos a arrancar la mala hierba?’ Pero él les dijo: ‘No, porque al arrancar la mala hierba pueden arrancar también el trigo. Lo mejor es dejarlos crecer juntos hasta la cosecha; entonces mandaré a los que han de recogerla que recojan primero la mala hierba y la aten en manojos, para quemarla, y que después guarden el trigo en mi granero.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recorro mi campo... mi vida ... mis espigas ... mis buenas obras que son fruto del Espíritu del Señor. ... Contemplo también en esta vida mía las acciones que me complican, ... en que he podido reconocer que son influidas por el mal espíritu, ... malezas que me dan vergüenza . ... Me presento al Señor así, con espigas y malezas. ... Asumo mi vida y se la presento al Señor. ... Construyo una breve oración para expresar esta presentación  


28 – Julio - 2013  (Domingo)  Lucas 11. 1-13.


Una vez, Jesús estaba orando en un lugar; cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo:
—Señor, enséñanos a orar, lo mismo que Juan enseñó a sus discípulos.
Jesús les dijo:
—Cuando oren, digan:‘Padre, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Danos cada día el pan que necesitamos. Perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentación.’ 
También les dijo Jesús:
—Supongamos que uno de ustedes tiene un amigo, y que a medianoche va a su casa y le dice: ‘Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío acaba de llegar de viaje a mi casa, y no tengo  nada que darle.’ Sin duda el otro no le contestará desde adentro: ‘No me molestes; la  puerta está cerrada, y mis hijos y yo ya estamos acostados;  no puedo levantarme a darte nada.’ Les digo que, aunque no se levante a darle algo por ser su amigo, lo  hará por su impertinencia, y le dará todo lo que necesita. Así que yo les digo: Pidan, y Dios les dará;  busquen, y encontrarán; llamen a la puerta, y se les  abrirá. Porque el que pide, recibe; y el que busca, encuentra;  y al que llama a la puerta, se le abre.
“¿Acaso alguno de ustedes, que sea padre, sería capaz de darle a su hijo una culebra cuando le pide pescado, o de darle un alacrán cuando le pide un huevo? Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos,  ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu  Santo a quienes se lo pidan!”
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué le pido al Padre, hoy? … Repaso el Padre Nuestro, ¿con qué petición me identifico más? … ¿qué le agregaría yo hoy a mi Padre Nuestro? … Lo repito durante el día con mi petición especial … mi Padre Nuestro

Comments