sem-2013-07-29

29 - Julio - 2013  (Lunes)  Juan 11,19-27  Santa Marta


Muchos de los judíos habían ido a visitar a Marta y a María, para consolarlas por la muerte de su hermano. Cuando Marta supo que Jesús estaba llegando, salió a recibirlo; pero María se quedó en la casa
Marta le dijo a Jesús:
—Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora Dios te dará todo lo que le pidas.
Jesús le contestó:
—Tu hermano volverá a vivir.
Marta le dijo:
—Sí, ya sé que volverá a vivir cuando los muertos resuciten, en el día último.
Jesús le dijo entonces:
—Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que todavía está vivo y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?
Ella le dijo: —Sí, Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Traigo a mi oración a mis seres queridos que han partido … recuerdo sus rostros … pronuncio sus nombres … recuerdo los momentos de dolor vividos en su tránsito a la otra vida … mis oraciones para que no se fueran … Reflexiono nuevamente sobre esta promesa de Jesús: “El que cree en mi nunca muere” …    ¡Ellos no han muerto! … ¡Viven! … ¿Creo esto? … Jesús es la resurrección y la vida … Le pido hoy al Señor empaparme de su palabra … que aumente mi fe en quien venció  a la muerte para darnos la mayor esperanza: ¡la vida eterna!. … Gracias, Señor
 


30 - Julio - 2013  (Martes)  Mateo 13. 36-43. 


Jesús despidió entonces a la gente y entró en la casa, donde sus discípulos se le acercaron y le pidieron que les explicara la parábola de la mala hierba en el campo. Jesús les respondió: “El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre, y el campo es el mundo. La buena semilla representa a los que son del reino, y la mala hierba representa a los que son del maligno, y el enemigo que sembró la mala hierba es el diablo. La cosecha representa el fin del mundo, y los que recogen la cosecha son los ángeles. Así como la mala hierba se recoge y se echa al fuego para quemarla, así sucederá también al fin del mundo. El Hijo del hombre mandará a sus ángeles a recoger de su reino a todos los que hacen pecar a otros, y a los que practican el mal. Los echarán en el horno encendido, y vendrán el llanto y la desesperación. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. Los que tienen oídos, oigan.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recorro mi vida ... A veces he sido agente del Reino ... He propagado la buena noticia ...los valores de Cristo ...  ¿cuándo? ... ¿con quienes? ¿cómo?...  Doy gracias …          Observo también cuando mis acciones han ido en contra del Reino. Cuando mi siembra ha sido de maleza ... ¿cuándo? ... ¿con quien? ... ¿cómo? . Pido perdón …        Pido la gracia del discernimiento para reconocer las tentaciones del mal espíritu de las mociones que el espíritu del Señor quiere motivar en mi vida.  … Le pido a Jesús me ayude para ser de los justos que brillarán al final de los tiempos.



31– Julio - 2013  (Miércoles)  Mateo 13. 44-46. San Ignacio de Loyola


“El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un terreno. Un hombre encuentra el tesoro, y lo vuelve a esconder allí mismo; lleno de alegría, va y vende todo lo que tiene, y compra ese terreno.
  “Sucede también con el reino de los cielos como con un comerciante que andaba buscando perlas finas;   cuando encontró una de mucho valor, fue y vendió todo lo que tenía, y compró esa perla.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recuerdo aquellos momentos de mayor intimidad con el Señor. ... Cuando lo he sentido muy cerca ... Recuerdo cuando lo he descubierto actuando en mi. ... Recuerdo cuando lo he sentido en mi vida. ... Cuando lo he visto en alguna persona cercana ... Cuando se ha encarnado en mi en ese servicio ... en ese acto de amor ... en esa mano tendida …     ¿Puede haber algo mayor que esos momentos? …      ¿Cómo multiplicarlos? ... ¿Cómo hacerlos más frecuentes? … ¿Cómo hacerlos que perduren mayor tiempo en mi vida?

Un saludo muy especial en este día para todos los que compartimos la espiritualidad ignaciana.


01 – Agosto - 2013  (Jueves)  Mateo 13. 47-53. 


 “Sucede también con el reino de los cielos como con la red que se echa al mar y recoge toda clase de pescado.   Cuando la red se llena, los pescadores la sacan a la playa, donde se sientan a escoger el pescado; guardan el bueno en canastas y tiran el malo.   Así también sucederá al fin del mundo: saldrán los ángeles para separar a los malos de los buenos,   y echarán a los malos en el horno de fuego. Entonces vendrán el llanto y la desesperación.”
  Jesús preguntó:
—¿Entienden ustedes todo esto?
—Sí —contestaron ellos.
  Entonces Jesús les dijo:
—Cuando un maestro de la ley se instruye acerca del reino de los cielos, se parece al dueño de una casa, que de lo que tiene guardado sabe sacar cosas nuevas y cosas viejas.
  Cuando Jesús terminó de contar estas parábolas, se fue de allí
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jesús me dirige ahora la pregunta a mi ... ¿Has entendido lo que te estoy pidiendo en tu vida? ¿Has comprendido la diferencia entre actuar bien y actuar mal? ... ¿Puedes reconocer entre ser un pez bueno y uno malo?
Imagino ahora a Jesús enviándome a ser como un padre de familia ... a amar y ayudar a mi familia, ...  a mi gran familia ... A extender el Reino que se me ha confiado. ¿cómo hacerlo?, ... ¿qué dones he recibido?... ¿que puedo sacar de mi armario para servir?



02 - Agosto - 2013  (Viernes) Mateo 13. 54-58


Llegó a su propia tierra, donde comenzó a enseñar en la sinagoga del lugar. La gente, admirada, decía:
—¿Dónde aprendió este todo lo que sabe? ¿Cómo puede hacer esos milagros? ¿No es este el hijo del carpintero, y no es María su madre? ¿No es el hermano de Santiago, José, Simón y Judas, y no viven sus hermanas también aquí entre nosotros? ¿De dónde le viene todo esto?
Y se resistían a creer en él. Pero Jesús les dijo:
—En todas partes se honra a un profeta, menos en su propia tierra y en su propia casa.
Y no hizo allí muchos milagros porque aquella gente no tenía fe en él.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recorro mi vida cercana ... mis amigos ... mis parientes ... los que siempre han estado muy cerca mío ... a quienes conozco de cerca.  ... Les pongo nombre, ... traigo sus rostros a  mi memoria.    …  ¿Cuándo Jesús ha actuado en ellos? …  ¿Qué actos de ellos son milagros del Señor? ... esa ayuda ... esa mano amiga ... ese consuelo ... ¿me parecen actos del Señor?  … Los valoro como una verdadera acción de Dios en mi vida.  …  Nadie es profeta en su tierra ...


03 -  Agosto - 2013  (Sábado) Mateo 14. 1-12.   


Por aquel mismo tiempo, Herodes, el que gobernaba en Galilea, oyó hablar de Jesús,  y dijo a los que estaban a su servicio: “Ese es Juan el Bautista, que ha resucitado. Por eso tiene este poder milagroso.”   Es que Herodes había hecho arrestar y encarcelar a Juan. Lo hizo por causa de Herodías, esposa de su hermano Filipo,  pues Juan había dicho a Herodes: “No debes tenerla como tu mujer.”,     Herodes, que quería matar a Juan, tenía miedo de la gente, porque todos creían que Juan era un profeta.  Pero en el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías salió a bailar delante de los invitados, y le gustó tanto a Herodes  que le prometió bajo juramento darle cualquier cosa que pidiera.  Ella entonces, aconsejada por su madre, dijo a Herodes:
—Dame en un plato la cabeza de Juan el Bautista.
 Esto entristeció al rey Herodes; pero como había hecho un juramento en presencia de sus invitados, mandó que se la dieran.   Ordenó, pues, cortarle la cabeza a Juan en la cárcel;   luego la llevaron en un plato y se la dieron a la muchacha, y ella se la entregó a su madre.      Llegaron los seguidores de Juan, se llevaron el cuerpo y lo enterraron; después fueron y avisaron a Jesús.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Observo la escena ... Me imagino a Herodes, ... a  Herodías, ... su hija, ... su petición, ...  la ambición, ... el poder, ... la maldad, ... la injusticia …  Observo mi alrededor ... ¿qué situaciones de injusticia y de maldad me conmueven? ... en el mundo ... en mi país ... en mi ciudad ... en mi trabajo ... en mis estudios ... en mi barrio ... en mi familia ... Se las presento al  Señor, ... le llevo esa noticia a Jesús ... le cuento lo que me indigna, lo que me ha conmovido ...¿qué me dice Jesús? 


04 - Agosto -2013  (Domingo)  Lucas 12. 13-21.


Uno de entre la gente le dijo a Jesús:
—Maestro, dile a mi hermano que me dé  mi parte de la herencia.
Y Jesús le contestó:
—Amigo, ¿quién me ha puesto sobre ustedes  como juez o partidor?
También dijo:
—Cuídense ustedes de toda avaricia;  porque la vida no depende del  poseer muchas cosas.
Entonces les contó  esta parábola: “Había un hombre rico, cuyas  tierras dieron una gran cosecha. El rico se puso a pensar: ‘¿Qué haré? No tengo  dónde guardar mi cosecha.’ Y se dijo: ‘Ya sé lo que voy a hacer. Derribaré  mis graneros y levantaré otros más grandes, para  guardar en ellos toda mi cosecha y todo lo que tengo. Luego me diré: Amigo, tienes  muchas cosas guardadas para muchos años; descansa, come,  bebe, goza de la vida.’ Pero Dios le dijo: ‘Necio, esta misma noche perderás la  vida, y lo que tienes guardado, ¿para quién será?’ Así le pasa al hombre que  amontona riquezas para sí mismo, pero es pobre delante  de Dios.”
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Pienso en mis avaricias … con mucho o poco dinero … ¿qué considero mío y guardo con esmero? … ¿qué me cuesta compartir con otros? … ¿dónde están mis afectos? … Le pido hoy al Señor me ayude a reconocer mis afectos “desordenados” que me llevan a idolatrías falsas, para liberarme  de ellos y poder  acercarme a la verdadera felicidad. 

Comments